Tres niños permanecen ingresados con 'klebsiella' en el Materno-Infantil

  • Dos de los afectados, prematuros, están en la Unidad de Neonatos, mientras que el tercero se recupera de una intervención

Exterior del Hospital-Materno Infantil del Reina Sofía. Exterior del Hospital-Materno Infantil del Reina Sofía.

Exterior del Hospital-Materno Infantil del Reina Sofía. / el día

Tres niños permanecen ingresados en el Hospital Materno-Infantil del Reina Sofía con klebsiella y el personal del centro investiga el origen de la infección por esta bacteria. Dos de los afectados son prematuros y, por lo tanto, se encuentran en la Unidad de Neonatos; mientras que un tercero está en el Hospital Infantil recuperándose de una intervención quirúrgica por la que acudió al complejo hospitalario.

Aunque el hospital negó ayer que en la actualidad haya menores ingresados con este germen, las fuentes consultadas por este periódico aseguran que se trata de tres casos de infección por KPC, unas enzimas producidas fundamentalmente por klebsiella pneumoniae. Al tratarse de enzimas producidas por las bacterias, confieren resistencia clínicamente significativa a ciertos antibióticos. La presencia de este germen en los dos neonatos se diagnosticó a finales de la pasada semana. Según las fuentes consultadas, el hospital investiga el origen del contagio: si se debe a una transmisión o si se trata de una colonización, por lo que los estudios que ya se están realizando a los tres pacientes determinarán el origen y las medidas que se deberán adoptar en el centro hospitalario.

No es la primera vez que pacientes ingresados en Neonatos dan positivo en klebsiella, una bacteria que ha causado un goteo de casos desde 2012. De hecho, fue en la unidad destinada a los bebés prematuros donde ocurrió uno de los más importantes: en agosto de 2013 los responsables sanitarios tuvieron que aislar a nueve bebés como medida preventiva por la presencia del germen, que ya había provocado la muerte a una paciente prematura. De los nueve, dos desarrollaron la bacteria.

En ese caso, desde ese primer momento el centro transmitió que la situación estaba bajo control e hizo un llamamiento a la tranquilidad ya que esos episodios entraban "dentro de la normalidad del funcionamiento de un hospital". El primer caso conocido de este germen en el Hospital Reina Sofía se dio en 2012. Ese año se contabilizaron al menos 18 casos.

La klebsiella pneumoniae es un germen que no se transmite por vía aérea, sino por contacto, y que se puede encontrar presente en la flora intestinal de las personas. Sin embargo, en pacientes en situación crítica, con estancias prolongadas o en tratamiento con antibióticos, puede originar un patrón de resistencia al tratamiento. A esto hay que añadir la manipulación intensiva (ventilación asistida, nutrición parenteral, canalización de vías centrales). Se trata de una bacteria oportunista que causa infecciones nosocomiales principalmente a pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos, neonatos, y pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), diabetes mellitus o alcohólicos pero, sobre todo, a personas con su sistema inmunológico deteriorado, lo que los hace más vulnerables a las infecciones. Con ese cuadro clínico, la virulencia de la bacteria es mayor. El gran problema de este germen es que desarrolla un patrón de resistencia al tratamiento, lo que dificulta su eliminación. La klebsiella es causante de neumonías (y puede causar condensación hemorrágica extensa del pulmón), infección del aparato urinario o bacteriemia (presencia de bacterias en la sangre), lo que puede acabar con la vida del enfermo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios