Las muertes en las carreteras cordobesas bajan un 43% en un año

  • La cifra de heridos graves en accidentes de tráfico desciende de 218 en 2007 a 186

El número de fallecidos en las carreteras cordobesas se ha reducido en un 43% desde la entrada en vigor del nuevo Código Penal hace un año, ya que 29 personas han perdido la vida en accidente de tráfico desde el 1 de diciembre del año pasado hasta hoy, frente a los 51 fallecidos del año anterior.

El subdelegado del Gobierno en Córdoba, Jesús María Ruiz, ha realizado hoy un balance de la siniestralidad en las carreteras de la provincia durante el último año, donde además también han bajado los accidentes mortales en un 44%, pues frente a los 47 que se registraron en 2007, el último año se ha saldado con 26 siniestros con resultado de muerte.

Ruiz ha valorado estos datos, que en su opinión son consecuencia de las medidas implantadas por el Gobierno central para reducir la mortalidad en las carreteras, como el nuevo Código Penal, la implantación del permiso de conducir por puntos o el Plan Estratégico de Seguridad Vial, y se ha fijado como "reto inmediato" el mantenimiento de estos resultados.

Para lograr este objetivo, el subdelegado ha recordado que el Consejo de Ministros ha autorizado una inversión de 20,5 millones para mejorar el firme de la N-432, al tiempo que continúan las obras de la A-45.

Asimismo, también ha descendido un 14% el número de heridos graves en accidentes de tráfico, ya que de los 218 de 2007 se ha pasado a 186 en estos últimos doce meses, cuando también han bajado los accidentes no mortales, pues se ha pasado de 766 a 644 este año.

La cifra de heridos leves también ha experimentado un descenso del 13%, pues frente a los 1.022 de 2007, se han registrado 890 en los últimos doce meses.

En cuanto a las causas de los accidentes con víctimas mortales, el jefe provincial de Tráfico en Córdoba, Ramiro Marcello, ha indicado que la mitad se produjeron por distracciones y los excesos de velocidad, mientras que un tercio de los conductores fallecidos en las carreteras tenían "tasas de alcoholemia elevadas".

En cuanto a los resultados de la entrada en vigor del nuevo Código Penal, un total 147 conductores fueron puestos a disposición judicial por conducir sin tener el permiso obligatorio y 22 por exceso de velocidad, si bien conducir bajo los efectos del alcohol fue el motivo por el que 426 conductores fueron puestos a disposición judicial.

En total, las carreteras de la provincia de Córdoba tienen contabilizados entre quince y veinte puntos negros, si bien Marcello ha alertado de que el 95% de los accidentes mortales no se producen en estas ubicaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios