El mejor partido del Barça

  • El equipo catalán, por medio de una peña sevillana, envía un balón firmado por todos los jugadores a un alumno que sufre una enfermedad que le mantendrá alejado de las aulas algo más de año y mediol carta de laporta El presidente del conjunto culé remite una carta a Jorge Cabañas, de 10 años, deseándole que se recupere.

La temporada 2007-2008 tal vez no ha sido la mejor del Barcelona en sus más de cien años de vida, pero Jorge Cabañas, alumno de quinto de Primaria del colegio Guillermo Romero Fernández, que sufre una enfermedad que le mantendrá de baja en torno a año y medio, presenció ayer su mejor partido. Ni la eliminación de la Champions frente al Manchester United ni el 4-1 que le endosó el Real Madrid el pasado miércoles empañarán el gran día que vivió este joven junto a su madre, su tutor y sus compañeros en la segunda planta de este centro cordobés. Allí y por sorpresa, su profesor, Manuel Montilla, le entregó un paquete que contenía un balón firmado por toda la plantilla barcelonista y una carta dedicada del presidente de este club, Joan Laporta, deseándole una pronta recuperación.

Jorge enmudeció nada más recibir la llamada de su profesor, quien llevaba una caja de tamaño medio en la que se podía leer claramente que el destinatario de su contenido era precisamente Jorge Cabañas. Durante los minutos que transcurrieron desde que ambos empezaron a abrir el regalo hasta llegar a casa a este joven de tan sólo diez años casi se le olvidaron los malos ratos vividos en los últimos meses, un periodo en el que está recibiendo las clases a distancia a través del profesor que le ha asignado la Consejería de Educación.

Ayudado por su tutor, Jorge sacó el balón de la caja e identificó pronto las firmas de algunos de sus ídolos: Messi, Ronaldinho, Bojan, Víctor Valdés, etcétera. "No sabía nada", apuntó con la voz entrecortada y ante la atenta mirada de sus amigos, que aplaudieron el momento como si fuera un golazo en el último minuto de un trascendental partido. Acto seguido leyó la carta del presidente del conjunto catalán, que reflejaba el interés mostrado por Manuel López, presidente de una peña del Barcelona en Sevilla, un detalle que agradecieron desde el propio alumno hasta la dirección, el tutor y los padres de Jorge. De hecho, el joven culé repitió en varias ocasiones "gracias" a todos los que le endulzaron la mañana del 9 de mayo.

"Ahora está deseando llegar a casa para enseñarlo, porque todavía ni se cree lo que le ha pasado", puntualizó su madre, Rosa María Fernández, quien aprovechó la oportunidad para agradecer el servicio médico prestado en el Reina Sofía por los doctores Luciano Sanmartín (neurocirujano) y Peña y Mateos (oncología). "Se han portado fenomenal con el niño", concretó.

Este balón firmado y la dedicatoria de la directiva del Barcelona seguro que le darán fuerzas para afrontar los meses que le quedan de tratamiento. Lo que tiene claro es que cuando se recupere no será éste el esférico que golpee en los partidos. "Ha sido uno de los mejores regalos y cuidaré de él para enseñarlo a los amigos", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios