Los médicos denuncian el trato "discrimintario" del SAS

Comentarios 1

Más de 200 médicos del Hospital Reina Sofía se constituyeron ayer en asamblea para defender la sanidad pública y denunciar el trato "discriminatorio" que les presta el Servicio Andaluz de Salud (SAS). La reunión, que se celebró a primera hora de la mañana en el complejo hospitalario, sirvió "para retomar el movimiento asambleario y mostrar nuestro apoyo a los residentes", según explicó uno de los médicos que acudió al encuentro y quien incidió en que la situación de los facultativos "es de un enfado creciente".

En el encuentro los médicos pusieron de manifiesto su desacuerdo en varios aspectos de la gestión que realiza el SAS, entre ellos, la aplicación de la ampliación de la jornada laboral a 37,5 horas semanales. Los galenos indicaron que "nos sentimos seriamente discriminados por las medidas tomadas por el SAS con respecto al personal facultativo de otros servicios autonómicos de Salud". Explicaron, además, que "el modelo elegido para el incremento de jornada supone un nuevo recorte económico muy superior al resto del personal" y añadieron que esta medida ha provocado la pérdida del 30% de su salario en los dos últimos años.

La estabilidad laboral del personal eventual fue otro de los puntos que abordaron los médicos en el encuentro. Así, recordaron que estos galenos firman "contratos basura del 75% y renovables mensualmente". Indicaron también que estos profesionales cubren "las plazas vacantes de plantilla con lo cual estamos asistiendo a un recorte, burdamente encubierto, de un plantel de profesionales insuficiente para dar respuesta a los compromisos con los usuarios de la sanidad pública".

Los médicos mostraron, además, su apoyo "incondicional" a los residentes y a las movilizaciones que han llevado a cabo hasta la fecha. "Todos los facultativos nos vemos reflejados en su lucha y tomamos ejemplo para afrontar los retos que se nos van a presentar en el futuro", subrayaron e incidieron en que la huelga -que aún no sido desconvocada- representa "una gran muestra de lo que un facultativo está dispuesto a sacrificar por defender sus derechos". Por todo ello, insistieron en que "no estamos dispuestos a que de nuestro trabajo, esfuerzo y dedicación sólo se beneficien los políticos mientras profesionales y usuarios se hunden en el barro" y advirtieron de que "lo que pueda ocurrir de ahora en adelante si el SAS y la Consejería de Salud persisten en su afán de tratar de modo discriminatorio a sus facultativos será únicamente su responsabilidad".

La próxima reunión que mantendrá esta asamblea de médicos tendrá lugar el próximo jueves, en la que se analizarán nuevas acciones de protesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios