El frío polar de los más necesitados

  • Cáritas duplica sus esfuerzos para atender a las personas que pasan la noche al raso por el incremento del desempleo formando un dispositivo de emergencia

El número de personas a las que atiende la organización no gubernamental Cáritas cada año en las calles de Córdoba durante los días más fríos se ha visto duplicado con motivo "de la crisis económica y el aumento del desempleo", según aseguró el responsable de Cáritas Diocesana de Córdoba, Fernando Serrano.

Serrano ha explicado que, con la bajada de las temperaturas, se ha puesto en marcha un dispositivo de emergencia formado por unas 20 personas que realizan cuatro salidas semanales en grupos de cinco o seis voluntarios y que atiende a unas 45 ó 50 personas cada noche. La organización afirma que es "el doble que el pasado año".

Estos voluntarios dotan a las personas que duermen en la calle de ropa de abrigo, mantas y sacos además de ofrecerles un paquete de cena compuesto por zumos, dulces, bebidas calientes y sopa.

Las zonas donde más se concentra la asistencia social son las las paradas de autobuses, "porque es donde se concentran más grupos de inmigrantes", y también alrededor de la casa de acogida de Cáritas que "se ha visto desbordada y hay mucha gente que espera un hueco", asimismo, hay otros puntos en las Quemadillas, El Arenal y la zona centro. Se presta especial atención a los cajeros de las entidades bancarias "que son aprovechados por estas personas para resguardarse del frío de la noche".

Por otra parte, Serrano ha apuntado que el perfil de las personas que duermen en la calles de Córdoba son "hombres de unos de 50 años de edad con desencuentros familiares o sin familia", además de "muchos inmigrantes procedentes de Marruecos y Túnez".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios