El fiscal pide tres años por provocar la muerte del copiloto al conducir ebrio

  • El suceso se produjo en enero de 2003 cerca de Ochavillo del Río cuando el conductor se salió de la carretera debido a la ingesta de bebidas alcohólicas

La Fiscalía solicita un total de tres años de prisión para un conductor que está acusado de provocar la muerte del copiloto del vehículo en el que circulaban ambos tras salirse de la calzada y dar una vuelta de campana como consecuencia de los efectos del alcohol. Los hechos se remontan al 21 de enero de 2003, cuando el imputado, cuya identidad responde a las iniciales de J. A. R. V., conducía un vehículo de un tercero sin el correspondiente seguro de propiedad, según el Ministerio Público. El dueño del coche se encuentra en la actualidad en paradero desconocido.

El accidente de circulación se produjo en la carretera A-445, en dirección al núcleo poblacional de Ochavillo del Río -Fuente Palmera-, pasadas las 04:30.

Según la calificación de la Fiscalía, a la que ha tenido acceso El Día, el imputado viajaba en el coche bajo la influencia de una intoxicación etílica contraída con anterioridad al suceso, "lo que le impedía la conducción en las debidas condiciones de seguridad debido a la merma de los reflejos".

El escrito del Ministerio Público detalla que a la altura del punto kilométrico 17,3, J. A. R. V. perdió el control del vehículo e invadió el arcén contrario, lo que provocó el vuelco del coche sobre el lateral izquierdo. Como consecuencia del accidente, F. C. G., que se encontraba en el asiento del copiloto, falleció sin que los dispositivos sanitarios pudieran hacer nada para salvarle la vida.

El fiscal califica estos hechos como un delito contra la seguridad en el tráfico y otro de homicidio imprudente, por lo que le pide la pena de tres años de cárcel y la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante el periodo de cuatro años.

En el apartado de la responsabilidad civil, el imputado deberá indemnizar con un montante total de 140.000 euros a la madre y a las hermanas menores del fallecido. El juicio por estos hechos se celebrará próximamente en la sala de vistas de Penal 2.

Lo cierto es que el alcohol está detrás de muchos de los accidentes de tráfico que se producen en las carreteras provinciales. A pesar de las campañas de la Dirección General de Tráfico, de la entrada en vigor del carnet por puntos y de la reforma del Código Penal para reducir este tipo de sucesos, los accidentes de tráfico son ya la primera causa de muerte entre los jóvenes de la Comunidad autónoma andaluza y la quinta en España.

Según datos facilitados por la Junta de Andalucía, en toda la comunidad se registran anualmente una media de 90 muertes por siniestros en las carreteras, muchos de los cuales están provocados por la ingesta de sustancia alcohólica. Aunque los fallecimientos son la consecuencia más extrema de los accidentes de tráfico, éstos provocan otros cuantiosos efectos negativos. Prueba de ello es que por cada muerte en un siniestro viario se producen 18 ingresos hospitalarios y 80 atenciones sanitarias. Además, gran parte de las víctimas tiene entre 18 y 30 años, y la mayoría de los accidentes ocurren de madrugada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios