El plan especial de la Sierra protegerá como vía verde la línea férrea de Almorchón

  • Admite como sugerencia una propuesta que reclama la protección de todos los elementos existentes entre Córdoba y Cerro Muriano como vías, los túneles o las tomas de agua

Comentarios 4

El plan de la Sierra contemplará la recuperación como vía verde del tramo del antiguo ferrocarril Córdoba-Almorchón que transcurre desde la capital hasta la barriada periférica de Cerro Muriano. Tanto el equipo redactor como los responsables técnicos de Urbanismo han aprobado la sugerencia realizada por un ciudadano que ha propuesto, "desde el punto de vista de la arqueología industrial", que las administraciones tomen conciencia del patrimonio ferroviario. La medida aceptada consiste en la utilización del antiguo trazado de la línea Córdoba-Almorchón, una ruta que dejó de utilizarse en 1974, entre la capital y la barriada periférica de Cerro Muriano. El proyecto se propone como una iniciativa lúdico-recreativa de forma que se habilite el antiguo trazado como un espacio para disfrutar de la Sierra.

La iniciativa, apenas esbozada en la sugerencia al plan especial, consistiría en la conservación, mejora y señalización de todas las infraestructuras que formaban parte de la línea de Almorchón como las torres de toma de agua, los pequeños túneles que se realizaron para este trazado, las antiguas estaciones o los pasos realizados para salvar los accidentes orográficos.

Inaugurada en 1873, tras una serie de avatares mercantiles de las empresas concesionarias del proyecto, el tramo Córdoba-Cerro Muriano pretendía salvar el desnivel existente entre ambos puntos, casi 400 metros, mediante fuertes rampas. Para abaratar el proyecto, se optó por construir el menor número de túneles posibles. El trazado es, hoy, un paseo por la Sierra, una vez que parte de la antigua línea ferroviaria fue engullida por la ciudad como consecuencia de los pactos entre el Ayuntamiento y el Gobierno para la adquisición de los terrenos liberados del ferrocarril.

La línea partía de la estación de Cercadilla -una de las dos que funcionaron en Córdoba- y cruzaban los actuales barrios de Las Margaritas y Huerta de la Reina. Avenidas como Tenor Pedro Lavirgen o Escultor Fernández Márquez se realizaron sobre los suelos ocupados por las vías del ferrocarril. Aún existen huellas del antiguo tren por el término como el puente metálico del barranco del arroyo Pedroches, ubicado junto al antiguo apeadero de Mirabueno. Otras estaciones intermedias eran las de La Balanzona o Los Pradillos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios