Una empresa pretende construir un teleférico hasta la zona de las Ermitas

  • Pide que se incluya su propuesta en el Plan Especial de la Sierra como elemento de dinamización turística · Cinco parcelaciones reclaman entrar en los procesos de legalización o mejoras de dotaciones

Comentarios 4

31.000

Una sociedad mercantil de empresarios cordobeses, Innova Gestión Urbanística, ha puesto al Plan de la Sierra, en proceso de redacción, en su primer aprieto simbólico. La empresa, que desarrolló los primeros bocetos de un proyecto para un aeropuerto privado y una gran zona logística (antes que Prasa, Jícar y Grupo Vera hicieran lo propio), ha presentado una sugerencia al documento de avance en la que pide a las autoridades municipales que le permitan desarrollar un proyecto turístico novedoso: un teleférico hasta la zona de Las Ermitas. La iniciativa asegura que la "instalación de transporte por cable" servirá "de contribución singular al proceso turístico-cultural que se sigue en la ciudad". Un estudio de arquitectos de la ciudad está desarrollando ya las primeras propuestas para levantar lo que sería un atractivo turístico.

La instalación de teleféricos en zonas naturales está generando algunas polémicas en la comunidad autónoma por su impacto visual. Granada se encuentra inmersa en un vivo debate sobre la viabilidad de llevar un método de transporte hasta Sierra Nevada. Mientras, en Málaga se produjo un debate social sobre el teleférico propuesto de la Alcazaba al castillo de Gibralfaro. Las razones de los defensores pasan por mejorar los servicios al turista y las nuevas tecnologías aplicadas a estos sistemas de transporte. Los detractores señalan el impacto visual y la invasión de espacios naturales.

El gobierno municipal no tuerce el gesto cuando escucha hablar de un teleférico hasta las Ermitas, un espacio natural y arquitectónico protegido, que cuenta además con valores de carácter religioso para los cordobeses ya que allí residieron los ermitaños hasta la abolición de esta figura por parte del obispo Fray Albino a mediados del siglo XX. Sólo aclara que los proyectos que se autoricen en la Sierra serán aquellos que no supongan la destrucción de espacios naturales y aporten posibilidades sostenibles de ocio y cultura, aseguró tanto la alcaldesa, Rosa Aguilar, como el edil de Urbanismo, Andrés Ocaña.

El equilibrio entre preservación y explotación de la Sierra es, junto a las parcelaciones, uno de los debates más relevantes de esta parte del término municipal, que asciende a 31.000 hectáreas. Buena parte de las 40 sugerencias corresponden a personas o entidades que reclaman la posibilidad de explotar sus propiedades. Así, se han presentado propuestas para que se reconozcan determinadas fincas como susceptibles de contener proyectos turísticos. Algunas son mucho más concretas y reclaman la posibilidad de instalar un camping o negocios de turismo rural en diversos pagos de la Sierra. Otras sugerencias serán menos pacíficas que un mero alojamiento. Así, varias empresas del sector (como la antigua Asland, hoy Cosmos) reclama que se reconozcan los derechos de explotación minera y se dé viabilidad a las canteras que aún existen en la zona.

Por otra parte, las asociaciones de propietarios de cinco parcelaciones de la Sierra (Los Ballesteros, El Rosal, Las Alberquillas de Trassierra, El Salado y las Siete Fincas) han reclamado medidas tendentes a su legalización o dotación de servicios. Rosa Aguilar y Andrés Ocaña dejaron claro ayer que no hay ninguna posibilidad de alterar las determinaciones del PGOU, en referencia a las peticiones de colectivos ecologistas de que se expropien suelos ilegalmente ocupados. Esta norma rige también para los socios de gobierno de IU , que han reclamado una mayor ambición de objetivos dentro del documento urbanístico de forma que se analice, incluso, la idoneidad de los suelos urbanizables previstos en el PGOU, como los tres planes parciales previstos para Trassierra. Una de las paradojas de este proceso es que el único partido que ha presentado sugerencias es el PSOE, socio de IU en el gobierno municipal.

El teniente de alcalde de Urbanismo aseguró que la ordenación de la Sierra no parte de "un folio en blanco". Así, aseveró que el planeamiento de la ciudad ya contiene una ordenación de la Sierra, que es preciso completar. Un ejemplo es la propuesta que realiza el Plan de la Sierra de ampliar el Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos por el término municipal de Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios