La eliminación de la ayuda fiscal a la vivienda afectará a 56.000 cordobeses

  • Miles de familias cordobesas tendrán que pagar a Hacienda en 2013 una media de 146,5 euros más La desaparición de estas desgravaciones le supondrá al Estado 500 millones

Comentarios 4

Dentro del amplio paquete de recortes y reformas fiscales que el Gobierno de Mariano Rajoy ha emprendido para tapar la sangría del déficit público se ha aprobado una medida a lo que no se le ha prestado mucha atención, pero que, sin embargo, afectará de forma directa a casi 56.000 familias cordobesas. Se trata de la eliminación de la de bonificación o reducción fiscal que el Estado hacía hasta ahora a los propietarios de viviendas adquiridas antes del 20 de enero de 2006, una norma que se aprobó en 2007 y cuyo fin está fijado para el próximo enero. En Córdoba, en concreto, son 55.953 tributantes los que han aprovechado este bonus de Hacienda, los cuales se han ahorrado 146,51 euros de media. La suma de tal cantidad supone un conjunto de casi 8.2 millones, montante que a partir de ahora se quedará el Gobierno. La asociación de técnicos de Hacienda (Gestha) ya ha puesto su grito en el cielo y ha criticado que se ponga en marcha una medida de este tipo, que golpea a miles de familias de la clase media, y ha pedido que no se emprendan cambios similares hasta que España salga de la crisis y vuelva a entrar en expansión económica.

La reducción fiscal por vivienda variaba según los distintos tramos de ingresos de cada familia, aunque la gran mayoría de los beneficiarios eran personas que contaban con una base liquidable de 21.000 euros o inferior. Luego se situaban las personas que disponían al año de entre 30.000 o 60.000 euros, mientras que en el caso de personas con ingresos mayores no era ni mucho tan frecuente la utilización de este recurso fiscal. Esto demuestra que el hecho de que las viviendas dejen de desgravar afectará principalmente a las clases medias, cuya cartera se está viendo duramente afectada por la subida del IVA y en general por el aumento de los impuestos.

Lo curioso de la deducción fiscal es el escaso conocimiento que se tenía antes de esta norma, lo que ha motivado que la eliminación de la misma tenga una repercusión moderada. La realidad es que el número de beneficiarios de esta reducción es bajo si se compara con el número de personas que podrían haberse beneficiado en su declaración de la renta. La razón de ello se encuentra en la falta de información y la escasa difusión, que ha propiciado que miles de personas no se hayan aprovechado de estas reducciones por mero desconocimiento de que existían las mismas después de que se reformase la ley ahora derogada en el año 2007. Concretamente, para disfrutar de esta medida había que rellenar la casilla 738 del formulario de Hacienda. Gestha considera en ese sentido que son cientos las personas que no se han enterado todavía de la decisión del Gobierno de eliminar esta bonificación fiscal, por lo que presuponen que serán muchos los que se lleven una desagradable sorpresa cuando acudan a presentar su declaración de la renta el año próximo. Los casos más abundantes de personas que no se aprovechaban son los de personas con menos nivel adquisitivo; es decir, las que declaran una base liquidable inferior a los 21.000 eros.

La idea del Gobierno al poner en marcha esta iniciativa fiscal no es otra que lograr un aumento de la recaudación y se estima, según los técnicos de Hacienda, que el Estado logrará capitalizarse con más de 500 millones de euros en el conjunto de España , de los 85,4 correspondían a la comunidad autónoma andaluza y algo más de ocho a la provincia cordobesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios