Las distracciones y el sueño provocan el 40% de los accidentes mortales al volante

  • El 4% de los siniestros con víctimas tienen que ver con el estado de la vía, aunque la velocidad sigue siendo el principal factor, ya que está detrás del 30% de los sucesos

Accidente mortal ocurrido este año en la A-45, cerca de la localidad de La Rambla. Accidente mortal ocurrido este año en la A-45, cerca de la localidad de La Rambla.

Accidente mortal ocurrido este año en la A-45, cerca de la localidad de La Rambla. / el día

El exceso de velocidad está detrás de la mayoría de los accidentes de tráfico mortales, pero no es la única causa. Las estadísticas indican que un 30% de los fallecidos en las carreteras cordobeses circulaban por encima de lo que marcan las indicaciones, pero también hay otros factores que influyen en este tipo sucesos. Así, los datos facilitados por el Gobierno -procedentes de los sistemas de medición de la Dirección General de Tráfico- apuntan a que las distracciones de los conductores han tenido que ver en el 26% de esos accidentes y que el cansancio o el sueño, en un 13% de los casos. O, lo que es lo mismo, casi el 40% tiene como factor concurrente los despistes y la fatiga. Pero hay más. El incumplimiento de la prioridad está relacionado con el 9% de los sucesos en las carreteras y otro 9% se corresponde al apartado que la DGT denomina como el de otras infracciones.

Esas estadísticas han sido facilitadas por el Gobierno en sede parlamentaria tras la pregunta formulada por el diputado de Ciudadanos por Córdoba Marcial Balsera; en el escrito también se detallan otras cuestiones. Entre ellas, el Ejecutivo especifica que el estado de la vía (mal estado en este caso) sólo está relacionado con el 4% de los accidentes con víctimas mortales en las carreteras de la provincia y que un porcentaje similar (4%) tiene que ver con la irrupción de animales en la calzada, mientras que en el resto de casos -otro 4% aproximadamente- la causa del incidente tiene su origen en una enfermedad por parte del conductor.

Pese a los buenos datos de 2016, en este ejercicio la cifra de fallecidos es ya de 23

En esta respuesta, el Gobierno también precisa que con la finalidad de reducir la siniestralidad en las carreteras, la Dirección General de Tráfico ha dispuesto la implementación de una serie de medidas, como guías sonoras longitudinales, racionalización de las zonas de adelantamiento, cruces inteligentes, avisadores de velocidad, nueva metodología para la determinación y estudio de los puntos negros o instrucciones de vigilancia a la agrupación de tráfico de la Guardia Civil y plan operativo anual. A todas ellas, añade los nuevos criterios para la implantación y gestión de cinemómetros (radares), la puesta en funcionamiento de las cámaras de control de cinturón, ramos con avisadores de velocidad mostrando matrícula, instalación de puntos de control de velocidad en tramos de especial peligrosidad y medidas comunicación dirigidas a los conductores con testimonios reales de víctimas de accidentes de tráfico, entre otras acciones.

Pese a todo, los buenos datos de accidentes en las carreteras cordobesas han ido a la baja en los últimos ejercicios, si bien esa tendencia positiva se ha torcido en este año 2017. Quedó claro hace unos días, cuando se dio cuenta de que Córdoba ha registrado en lo que va de año 21 accidentes de tráfico que han provocado víctimas mortales, concretamente 23 en total, según los datos facilitados por el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado. "Se trata de unas cifras que suponen que, aunque ha habido menos accidentes que el año pasado, se han producido más fallecimientos", puntualizó durante un acto en el que se homenajeó a las personas que han perdido la vida en siniestros de tráfico y a sus familias.

A falta de pocas semanas para que concluya el año, lo que ya está claro es que 2017 no seguirá la tendencia de los últimos años en los que ha ido descendiendo el número de víctimas mortales en accidentes de tráfico, hasta conseguir que en 2016 se alcanzara la tasa más baja de siniestros mortales desde que hay registros (1959). Durante el año 2016 fallecieron 14 personas. En total, se produjeron 447 accidentes con heridos y 762 víctimas. Estos datos suponían un descenso del 35% en el número de accidentes mortales (en 2015 se produjeron 20); un descenso del 30% en el número de fallecidos (20 en 2015); una caída del 7,2% en el número de accidentes con víctimas (482 en 2015) y una víctimas más que en 2015. El ejercicio cerrará, por tanto, con un repunte de los decesos superior al 60%.

No obstante, el Gobierno insiste en que las actuaciones que se están llevando a cabo para reducir la siniestralidad en las carreteras están siendo positivas y que, por ello, el comité de seguridad vial "fijó las nuevas directrices a seguir por la Agrupación de Tráfico en relación a la velocidad, cinturón de seguridad y alcohol y otras drogas, que son los tres factores principales de la accidentalidad". Del mismo modo, estableció las pautas a seguir con los colectivos vulnerables: peatones, ciclistas y motoristas. El Ministerio del Interior sostiene que estudios recientes demuestran que el 12% de los conductores sometidos a controles aleatorios de drogas dan positivo, por lo que durante este año se realizarán 100.000 pruebas, y en 2018 esta cifra se incrementará hasta los 150.000.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios