El destacamento añade a su equipo 10 misiles antiaéreos

La aplicación del Real Decreto de Organización y Despliegue de las Fuerzas Armadas y del Ejército ha permitido que la base de Cerro Muriano disponga ya de una nueva batería de misiles antiaéreos. Su máximo responsable, Ricardo Álvarez-Espejo, indicó ayer que la base cuenta con una decena de estos proyectiles, que suponen "una nueva cualificación porque dentro del cuerpo de artillería sólo teníamos obuses tóxicos de campaña".

Estos misiles, continuó, "nos permiten tener una mayor capacitación y una mayor posibilidad de autonomía". Estos diez artefactos llegaron el pasado mes de noviembre y disponen de sus puestos de tiro y vehículos correspondientes, además de un centro de operaciones.

Sin embargo, ésos no son los únicos equipos que ha incorporado la base, ya que también cuenta con 44 nuevos carros de combate Leopardo, lo que "otorga a nuestra brigada un material con las características más avanzadas y destacadas", consideró durante su discurso, al que acudieron, entre otros, la delegada del Gobierno, Isabel Ambrosio, el presidente de la Diputación, Francisco Pulido, y el fiscal jefe, José Antonio Martín-Caro.

Junto a los misiles aéreos y los carros de combate, la base del Muriano se ha constituido como "unidad escuela para el nuevo vehículo RG-31, que sustituirá al vehículo BMR, en las zonas de operaciones exteriores", apuntó.

Álvarez-Espejo también hizo una pequeña reflexión y reconoció la necesidad "reivindicar una infantería moderna y tecnificada, pero capaz de preservar el espíritu y valores tradicionales que dan supremacía a la persona con respecto a otros medios o elementos". Para el militar, los valores morales y espirituales "deben seguir presidiendo el código de conducta y actitud del infante y de todo soldado". "Una eficaz instrucción técnica e intelectual es fundamental e insustituible, pero no alcanzará su perfección sino va emparejada a una capacitación humana presidida por sólidos principios", subrayó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios