Una cordobesa denuncia a España ante la ONU por "torturas y malos tratos policiales"

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) lamentó ayer que dos años después de que presentara una denuncia contra España ante el Comité Contra la Tortura de la Organización de Naciones Unidas (ONU) por un caso de una cordobesa "víctima de torturas y malos tratos policiales", el Estado ha contestado "sin dar explicaciones a los hechos probados y reconocidos por él mismo de que las lesiones sufridas se produjeron durante una detención".

El colectivo explicó que "el Ministerio de Justicia se limita a negar la veracidad de los hechos acaecidos en 2013 y a destacar la ausencia de evidencias que prueben que una mujer cordobesa en el transcurso una detención y sin identificación previa de los agentes, que iban de paisano, fue abofeteada, esposada, golpeada en la cabeza y la nariz". Apdha recordó que "fue llevada a la comisaría sufriendo durante la conducción frenazos violentos que le produjeron continuos golpes en la cara contra la mampara de plástico, mientras los agentes se reían", según consta en la denuncia.

La asociación señaló también que "la mujer no recibió en ningún momento en comisaría la asistencia médica obligatoria -pese a haberla solicitado-, ni asistencia letrada, ni se le informaron de sus derechos y, además, se les retiraron algunas de sus pertenencias que no le fueron devueltas en ningún momento". Una vez puesta en libertad con "una fractura en la nariz", pidió una ambulancia "con su propio móvil" en la puerta de las dependencias policiales, destacó.

Como consecuencia de las lesiones recibidas, la mujer tuvo que ser operada con anestesia general, hecho que "sumado a la experiencia traumática sufrida durante su detención, le produjo secuelas psicológicas", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios