Los comerciantes abogan por que los grandes centros se abran año por año

  • Comercio Córdoba asegura que abrir cinco grandes superficies el año que viene en la capital va a "desequilibrar" el sector, aunque dará empleo a "corto plazo"

El presidente de Comercio Córdoba, Francisco Román Amor, rechazó ayer que sea necesaria la implantación de grandes superficies en la capital cordobesa aunque reconoció que darán empleo "a corto plazo", algo que beneficia a la ciudad si se tiene en cuenta la tasa de paro que acumula en este último año. Sin embargo, Román Amor puntualizó que la posibilidad de que Córdoba cuente el próximo año con cinco parques comerciales supondría un "desequilibro comercial", por lo que abogó por permitir que estos centros se abran al público "año por año". Asimismo, Román se opuso a que la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO) lidere la negociación de las medidas compensatorias por la implantación de dichas superficies comerciales en la capital.

Por otro lado, el presidente de Comercio Córdoba manifestó que no se plantea presentarse a la reelección como presidente de la asociación comercial que actualmente preside. Así, y después de tres mandatos, Román Amor dejará su puesto a disposición de los asociados, quienes tendrán que elegir a un comerciante que los represente. Un puesto quizás poco goloso teniendo en cuenta los tiempos que se le avecinan al sector, por lo que habrá que ver si le salen muchos novios.

La asociación de comerciantes cordobeses Comercio Córdoba afirmó ayer que la crisis económica en el sector es "preocupante", ya que las ventas en Córdoba han caído más del 30% durante 2008 y se "ha agudizado desde septiembre". El presidente de Comercio Córdoba, Francisco Román Amor, aseguró que desde enero hasta septiembre del presente año las ventas "se han mantenido o han bajado levemente", si bien los últimos meses "han supuesto una bajada de casi el 50%", por lo que durante todo el año "se puede hablar de unas pérdidas del 30%". Román espera que el adelanto de las rebajas suponga un "crecimiento del consumo" y que los cordobeses "pierdan el miedo a comprar" ya que, a su juicio, si se deja de consumir las consecuencias económicas serán "catastróficas" para el sector. No obstante, el portavoz de Comercio Córdoba incidió en que los comerciantes "venden sus productos por debajo del precio normal" y espera que la campaña de Navidad suponga un "impulso a la economía aunque no se llegará a la cifra de ventas del pasado año".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios