Las obras del colector que pasará por el Pocito comenzarán el lunes

  • La primera fase comprende la canalización desde la avenida de Libia a la gasolinera de Cañero

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) tiene previsto iniciar las obras del nuevo colector Pedroche-avenida de Libia a principios de la semana. De hecho, la intención de este organismo que depende del Ministerio de Medio Ambiente era comenzar las actuaciones esta semana, aunque ha sido imposible por la lluvia. Precisamente las precipitaciones han vuelto a provocar inundaciones en algunas zonas de la capital, como es el caso del Pocito, en la Fuensanta. Este nuevo colector, además de recoger las aguas negras de todo Levante, Alcolea y la parte de Trassierra, tiene como objetivo evitar las anegaciones que se producen en Cañero y en la Fuensanta cada vez que llueve.

El proyecto se ha dividido aproximadamente en seis fases y tiene un plazo de ejecución de 12 meses. La primera actuación contempla la canalización del tramo comprendido entre la avenida de Libia -a al altura de la glorieta de la Louvière- hasta la gasolinera de Cañero y durarán unos tres meses. Estas obras obligarán a una remodelación del tráfico de la zona. En principio se prevé que la avenida de Libia pierda dos de los cuatro carriles que tiene en la actualidad mientras duren los trabajos. La zona de Cañero también se verá afectada y se desviará el tráfico por las zonas de Fidiana y las avenidas de Jesús Rescatado y la Viñuela. Precisamente el proyecto se ha dividido en varios tramos para evitar un caos circulatorio y la CHG ha previsto que las zanjas de mayor tamaño que se tengan que realizar se hagan durante los meses de verano, cuando afecta menos al tráfico.

El nuevo colector que se va a instalar en el subsuelo de la capital será telescópico, es decir, que ganará anchura conforme vaya recibiendo aportes de caudal. Esta canalización alcanzará las mayores dimensiones en su tramo final, para soportar todo el agua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios