Los colectivos policiales respaldan las críticas de Chamizo a los calabozos

  • La AUGC suscribe el informe y advierte que los arrestados "no son animales"

Los calabozos de la Comisaría y de la Comandancia se encuentran en una situación "patética", "penosa". Los colectivos de guardias civiles y de policías ratificaron ayer el informe del Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, sobre el mal estado de los lugares de detención en Córdoba, un estudio que critica que sólo cuatro de las 12 instalaciones cumplen los requisitos para alojar a arrestados. Ni la Subdelegación del Gobierno ni la Comandancia quisieron ayer valorar el análisis.

"Las celdas de Campo Madre de Dios parecen una mazmorra, no son lugares dignos", criticó el delegado del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Antonio Albalá. El colectivo aseguró que en las dependencias -de las que Chamizo dice que son "claramente mejorables"- hace un "frío tremendo" y tienen una ventilación "deficiente". "Hay muchos olores y la ventilación es mala", advirtió Albalá.

La Unión Federal de Policía (UFP), de hecho, ha propuesto en varias ocasiones a la Comisaría que dote de mascarillas y guantes a los agentes encargados de la custodia de los arrestados "como medida preventiva". "Las dependencias son penosas y la falta de ventilación es enorme", advirtió el delegado de la UFP, Juan Cruz, quien también hizo hincapié en la "falta de funcionarios para la custodia de los arrestados". "Los calabozos son un lugar clave, ahí no puede pasar nada", concluyó.

En este sentido, el responsable de la Confederación Española de Policía, Fernando Calderón, apostó por la instalación de cámaras en el interior de las celdas para "preservar la verdad" y evitar falsas denuncias. Calderón criticó que el informe del Defensor "llega tarde" y reclamó una remodelación en profundidad para dotar a los calabozos, por ejemplo, de salida de emergencia.

El informe del Defensor del Pueblo también critica las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil, que tilda de "claustrofóbicas". La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) llamó la atención sobre el hecho de que "los detenidos no son animales, sino personas" y puso como ejemplo de inseguridad el hecho de que el presunto asesino de Bujalance intentara hacer un butrón para huir. La AUGC reclamó un "arreglo" urgente de las dependencias y criticó la inversión realizada recientemente en la remodelación del despacho del jefe de la Comandancia, lo que ha supuesto "un coste muy elevado". La Asociación Pro Derechos Humanos (APDH) también respaldó ayer el análisis de Chamizo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios