Una ayuda para no perderse en el hospital

  • El programa Mano Amiga del Infanta Margarita cuenta con 65 voluntarios l detalles Los participantes ayudan a las personas mayores a moverse por el hospital y encontrar la consulta a la que se dirigen.

La edad no es obstáculo para echar una mano a los demás. Con esa premisa, 65 personas mayores de Cabra participan en la iniciativa Mano Amiga, un programa puesto en marcha por el Hospital Infanta Margarita que nació en 2006 con la intención de ayudar a aquellos usuarios que por edad o incapacidad necesitan apoyo para desenvolverse con normalidad por el centro sanitario. Para realizar su trabajo de manera efectiva, el grupo se reparte en turnos de lunes a viernes, siempre en horario matinal. En una zona del vestíbulo, junto a la puerta, esperan pacientes entre conversaciones y risas la llegada de cualquier usuario que precise de sus servicios, bien porque no sepa hacia dónde dirigirse para llegar a tiempo a una consulta o porque su estado físico le impida desplazarse normalmente por los pasillos hospitalarios.

Desde su apertura en los años ochenta, el hospital egabrense ha estado abierto a cualquier iniciativa social que pudiera hacer más llevadera la estancia de enfermos y familiares durante el periodo de convalecencia, especialmente en el caso de niños y personas mayores. En una de tantas reuniones que el equipo directivo mantiene periódicamente con asociaciones y colectivos sociales de la localidad, responsables del Hogar del Pensionista plantearon esta actividad como respuesta a la inquietud de muchos usuarios que querían servir de cicerones a otros mayores por las instalaciones sanitarias.

Son varias las modalidades en las que este grupo de personas realiza su labor. La más usual es el abordaje de personas que parecen confusas y deambulan por el hall del Infanta Margarita intentando buscar la ubicación de algún servicio. En este caso, los miembros de Mano Amiga detectan esta situación y se dirigen hacia ellos para preguntarles si necesitan ayuda y qué es lo que les trae al centro. También se preocupan de acompañar a ancianos y personas con movilidad reducida que se apean en la misma puerta del hospital del vehículo que les transporta para que su conductor pueda ir a aparcar. Se trata de espacios de tiempo que, en principio son cortos, pero pueden dilatarse bastante según la disponibilidad de estacionamiento que exista en las calles cercanas.

Aunque reconocen que en algunas ocasiones han tenido que atender casos tristes, pues se han encontrado con personas que viven en la más absoluta soledad, no les pesa el trabajo que realizan puesto que además "les sirve para sentirse útiles ayudando a los demás, evadirse de problemas e, incluso olvidarse de algunas dolencias que puedan padecer", explica el responsable de este servicio en el equipo directivo del hospital, Francisco Díaz, quien destaca la importancia de esta actividad para enfrentar la vejez desde un punto de vista activo. "Desarrollan valores como la responsabilidad o la capacidad de relacionarse entre ellos, lo que les hace sentirse vivos e independientes pese a su edad", apunta.

Entre todos han conseguido abrirse un hueco importante en el día a día del hospital, teniéndoles en cuenta desde otros centros o instituciones que les avisan para atender algunos casos de personas mayores que van a visitar el Infanta Margarita y necesitan de compañía o asistencia durante el proceso médico. El analfabetismo es otro de los grandes problemas que tienen algunos usuarios para encontrar el sitio que buscan, "sobre todo en personas procedentes de zonas rurales", indica Díaz, quien reconoce que "el hecho de no poder leer los letreros y paneles informativos dificulta desde el primer momento su capacidad de movilidad".

La loable labor que llevan a cabo les ha hecho merecedores durante los últimos cuatro años de varios reconocimientos a nivel provincial y autonómico, como el II Premio a las Personas Mayores e Instituciones que recibieron el pasado 17 de octubre de manos del presidente de la Junta, José Antonio Griñán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios