Los ancestros de la guitarra española

  • La Sociedad de la Vihuela celebra su asamblea nacional con una reivindicación de este instrumentol pasado esplendoroso La música antigua suele estar fuera de los planes de estudio de los conservatorios, lamenta el asociación.

Antes de que Paco de Lucía mostrara su virtuosismo por auditorios de todo el mundo, la guitarra española experimentó una evolución que duró siglos y que comenzó con el laúd. Al laúd le siguió la vihuela, y a la vihuela la guitarra. Durante todo el puente, los aficionados al sonido de este instrumento intermedio se reúnen en Córdoba para debatir su pasado, su presente y, sobre todo, su futuro. "Intentamos favorecer la difusión de este instrumento por los conservatorios y en los programas del Gobierno", se propuso el presidente de la Sociedad de la Vihuela, Carlos González.

El colectivo, que cuenta con 220 socios de España, Holanda, Reino Unido y Francia, echa en falta la difusión de este instrumento en los centros oficiales: "La complicación que tenemos es que en la mayoría de los conservatorios no se habla de vihuela ni de guitarra barroca, a pesar de que tenemos un patrimonio riquísimo", lamentó González. Esto ocurre, por ejemplo, en el conservatorio de Córdoba, ciudad en la que precisamente se fundó la sociedad en el año 2004.

"La vihuela es el ancestro de la guitarra, pero con una sonoridad más íntima, más dulce, con una voz diferente. La música de los siglos XVI, XVII y XVIII hay que escucharla en los instrumentos originales en que fueron compuestas. Resulta evocador, te lleva al pasado", aconsejó el experto.

González, que residió durante unos años en Córdoba a principios de la década, impulsó la celebración de un festival de música antigua, que se celebró en 2002 pero que no tuvo continuación. "Desde los árabes, la música ha sido muy importante en Córdoba, pero esta tradición está ahora un poco olvidada", lamentó. Hasta mañana, los interesados tienen una cita en la Casa Góngora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios