Los test de alcoholemia centrarán la acción policial durante Navidad

  • Los agentes estarán pendientes en Nochevieja de la fiesta de Las Tendillas

Ojo con tomarse una copa de más en las comidas navideñas si luego tiene que ponerse al volante. Las fuerzas de seguridad centrarán su acción durante los próximas días en la detección de alcoholemias en la carretera, un atrevimiento que, además de restar puntos del carné, puede terminar en detención desde el pasado día 2. El subdelegado del Gobierno, Jesús María Ruiz, recordó ayer que los controles se "acentuarán mucho" durante el 24 y 31 de diciembre y el 5 de enero, las fechas centrales de las fiestas navideñas. Se trata, además, de días en los que los desplazamientos por el casco urbano aumentan de casa en casa de familiar o de bar en bar con los amigos.

Ruiz advirtió que, hasta la fiesta de Reyes, estarán en la calle "todos los equipos policiales, salvo los de descanso", mientras que rogó a los vecinos que "no se coja el coche si se está bajo los efectos del alcohol". La alcaldesa, Rosa Aguilar, lanzó un mensaje similar, al pedir a los ciudadanos que se diviertan "mucho y bien" desde "la convivencia normalizada y el respeto". La regidora argumentó, además, que "es mejor" usar el transporte público o ir a pie "antes que beber y conducir". "Vamos a reforzar los controles y no dejaremos pasar ni una", advirtió Aguilar, quien dijo que la "totalidad de la plantilla policial" estará en activo en los próximos días.

Si durante la Nochebuena el consumo de alcohol centrará la acción policial, en la Nochevieja los agentes tendrán como principal cometido la vigilancia en grandes aglomeraciones como las que se producen en la plaza de Las Tendillas y en barrios como Ciudad Jardín, donde los bares de copas organizan fiestas de Fin de Año. Los uniformados tampoco olvidarán la lucha contra la venta de estupefacientes. El 5 de enero, por último, la atención estará dedicada a evitar incidentes o atascos debido a las miles de personas que salen a la calle para ver la cabalgata de Reyes, recordó el subdelegado. Los agentes estarán atentos, especialmente, de que los niños no se desorienten.

Desde hace un par de semanas, además, el Cuerpo Nacional de Policía al completo forma parte de un dispositivo especial que pretende evitar la proliferación de hurtos y robos al descuido en zonas comerciales. El centro y barrios como Santa Rosa, La Viñuela y Ciudad Jardín centran la mirada de los agentes. Los lugares de ocio y los centros comerciales también cuentan con refuerzos, tanto de agentes policiales como de vigilantes privados. Según la Comisaría, la presencia provincial tiene efectos disuasorios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios