El ex alcalde de Encinarejo defiende que el municipio es una "joya" urbanística

  • Martínez Múrez asegura que la denuncia por prevaricación es fruto de una "vendetta política"

El ex alcalde de Encinarejo, Miguel Martínez Múrez, del PA, defendió ayer su inocencia en relación con un supuesto delito de malversación, falsedad en documento oficial y prevaricación. El ex regidor fue llamado ayer por el juez. "Rechazo todas las acusaciones. Si algo tiene Encinarejo es que urbanísticamente es una joya", defendió.

Los hechos saltaron a la luz pública después de que la actual Corporación de Encinarejo detectara, durante el derribo de una vivienda, que la licencia urbanística del inmueble estaba sin firmar. Ante esta situación, la constructora aseguró haber abonado 4.414 euros por este concepto, aunque esta cantidad no pasó por Tesorería hasta días después de comenzar la investigación, tal y como refleja el acta de la sesión. El documento oficial del Pleno detalla de forma cronológica el caso tras recabar la información que facilitó el empresario y la que maneja el Consistorio pedáneo.

El ex regidor de Encinarejo defendió que quien "ha luchado" en el municipio por la legalidad urbanística fue su equipo. Dijo, además, que la denuncia podría deberse a una "especia de vendetta política". "El fiscal no es el juez. Cualquiera puede ir a la Fiscalía, eso no significa nada", sostuvo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios