La Virgen de los Dolores vuelve al culto con una misa presidida por el obispo

  • Asenjo pide que los fieles no se dejen llevar por el consumismo propio de las fechas navideñas

La Virgen de los Dolores volvió ayer al culto en su iglesia de San Jacinto, tras la restauración a la que ha sido sometida, con una misa de acción de gracias que estuvo presidida por el obispo, Juan José Asenjo. Los fieles abarrotaron el templo para contemplar a la imagen restaurada que ha servido para "devolver a la Virgen la brillantez con que salió de las gubias del escultor Juan Prieto en 1719". Asenjo también se refirió a la recuperación de Los Dolores y dijo que debe contribuir a que "nos restauremos nosotros mismos" en este tiempo de Adviento. Sobre la Navidad, el obispo pidió que "no nos dejemos llevar por el consumismo, porque es una ofensa a Dios y a nuestro hermanos más necesitados".

Los fieles esperaron desde las 18:00 en la puerta de San Jacinto para entrar y presenciar la misa, así como para admirar a la Virgen restaurada, formándose largas colas en la plaza de Capuchinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios