Urbanismo reconoce que quiso opinar sobre el Puente Romano

  • El responsable provincial del PP, José Antonio Nieto, critica que la reforma de la Junta "ha borrado de un plumazo una época importante" de la pasarela

A la Gerencia de Urbanismo le habría gustado opinar sobre la intervención efectuada por la Junta de Andalucía en el Puente Romano. Así lo reconoció ayer el responsable municipal de Urbanismo, Andrés Ocaña, quien además criticó el análisis "historicista" del Puente Romano e insistió en que el monumento sufrió diversas modificado a lo largo de la historia, sobre todo en la Edad Media. Ocaña realizó estas manifestaciones después de que el presidente provincial del PP, José Antonio Nieto, criticara que la reforma ha sido "muy agresiva desde el punto de vista estético e histórico".

Ocaña afirmó que se hizo un "estudio riguroso" antes de iniciar las obras de restauración y consolidación de la histórica pasarela sobre el Guadalquivir, a pesar de que son escasos los elementos originales que se conservan. Apuntó, por ejemplo, que las farolas se colocaron allí con motivo del rodaje de una película y, aunque insistió en que al Ayuntamiento le habría gustado opinar sobre la intervención, calificó la actuación de "positiva", pues "se ha consolidado el puente, que se estaba hundiendo".

El responsable municipal de Urbanismo concluyó que las actuaciones servirán para que el monumento "dure muchos más siglos" e incidió en que "el verdadero logro" fue la peatonalización del monumento. Por otro lado, apuntó que la Gerencia no informó del proyecto de restauración, pues la vía estaba considerada como carretera autonómica, por lo que sólo recibió el visto bueno de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía.

La opinión de Nieto fue tajantemente contraria. Se "ha borrado de un plumazo una época importante", concluyó. El dirigente popular afirmó que la actuación no puede considerarse una reforma "sino una transformación", puesto que el nuevo puente "tiene poco que ver con lo que había antes de iniciar las obras".

Nieto, no obstante, aseguró que la actuación es "positiva", si bien criticó que se va a inaugurar sin que se conozcan los informes del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Histórico-Artísticos (Icomos) y de la Oficina Municipal del Casco Histórico, que "debe certificar que la obra es respetuosa con el entorno". Estos dos informes se conocerían "si no hubiera nada que tapar", concluyó el portavoz del PP. El edil recordó, además, que ya existen resoluciones judiciales que obligan a restituir la imagen original de monumentos que han sufrido reformas importantes, y citó como ejemplo una resolución del Tribunal Supremo sobre el teatro romano de la localidad valenciana de Sagunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios