Urbanismo elaborará una hoja de ruta para dar servicios a las parcelas

  • Pedro García lamenta que ni el PSOE ni la Junta "hayan querido llegar a más" para mejorar la situación de algunas viviendas

Viviendas en dirección a El Higuerón. Viviendas en dirección a El Higuerón.

Viviendas en dirección a El Higuerón. / el día

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) trabaja en la elaboración de una "hoja de ruta, un reglamento" para adelantar los servios básicos a las parcelas en fase de regularización, después de que el Consejo de Gobierno de la Junta diera el visto bueno a la reforma de la Ley de Ordenación Urbana de Andalucía (LOUA) que permite agilizar estos trámites. García recordó que los cambios se han acometido a propuesta de la Gerencia y que "nos hubiera gustado ir a más, pero el PSOE no nos ha dejado".

No obstante, la modificación actual permite dotar de luz, agua y saneamiento a todas aquellas construcciones que estén dentro del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), sean primera vivienda y hayan iniciado el proceso de regularización. En Córdoba, una de las ciudades más beneficiadas por la medida, se podría aplicar en 21 parcelaciones. García no quiso apuntar a plazos de cuándo se tendrá el primer caso de vivienda con estos servicios ya que los trámites son largos y la casuística muy variada. De hecho, tras el acuerdo del Consejo de Gobierno la norma tiene que ir ahora al Parlamento de Andalucía y publicarse en el BOJA, un proceso que se prolongará durante un mes. Sólo a partir de esa aparición en el boletín se podrá empezar a pedir los servicios.

Un total de 21 parcelaciones se podría beneficiar de la normativa

De manera paralela, Urbanismo trabaja en ese reglamento para unificar criterios y el protocolo a seguir y también tendrá que iniciar un proceso de negociación con las empresas implicadas en el suministro de luz y agua. García quiso dejar claro que la dotación de servicios será costeada por los propios parcelistas y que es muy importante que se haya iniciado el proceso de regularización.

El presidente de la Gerencia sí que se mostró pesimista en cuanto al alcance de la reforma de la normativa, ya que la Junta ha establecido un plazo de provisionalidad de dos años, un tiempo que "es prácticamente imposible de cumplir". "Una, dos o tres como mucho podrá llegar antes de los dos años", dijo García, quien acusó a la Junta de "hacer las leyes para que no se cumplan". No obstante, insistió en que "nosotros vamos a seguir trabajando para seguir dotando de servicios a las parcelas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios