Urbanismo culmina las obras de mejora del Molino de San Antonio

  • Los trabajos comenzaron en 2006 y han tenido una inversión de 700.000 euros

El presidente de la empresa municipal Procórdoba, Andrés Ocaña, informó ayer de que el Ayuntamiento ya ha terminado las obras de rehabilitación del Molino de San Antonio, que permitirán integrar este edificio en la red de molinos del Río Guadalquivir junto al de Martos y de la Alegría, ambos ya abiertos al público como museos.

Ocaña explicó que la obra civil está terminada, "pero con la crecida del río que hubo hace unos días se ha enfangado la zona y hay que proceder a limpiarlo de malezas que ha arrastrado el agua". Según dijo, la inversión ha supuesto una cantidad aproximada de 700.000 euros para conseguir una "rehabilitación por la que la ciudad se va a sentir orgullosa de contar con un equipamiento de estas características", añadió.

El molino fue adquirido por Procórdoba por algo más de 240.000 euros y los trabajos de rehabilitación comenzaron en julio de 2006. Según Ocaña se ha tratado de "una labor ardua debido al notable estado de deterioro del edificio, la presencia de gran cantidad de escombros, los fangos acumulados en las inmediaciones y la necesidad de preparar el entorno para el acceso futuro al edificio ya musealizado". La rehabilitación de este molino permitirá su uso como mirador a la zona natural de los Sotos de la Albolafia y recuperará la historia de los molinos, que fueron la columna vertebral de la vida económica y social de la ciudad.

El proyecto ha sido redactado por Juan Cuenca y la intervención ha consistido en la reparación y sustitución de los cuerpos constructivos del edificio, de forma que sea accesible para futuros usos, aunque se dejará constancia de su valor histórico y arquitectónico.

El Molino de San Antonio, llamado de Don Tello, Kulab o Culeb, se compone de dos cámaras de molienda y ante estas piezas se construye otra nave paralela, más estrecha y alta, cubierta por una bóveda de cañón. En sus últimos tiempos de actividad se dedicó a la molienda de harina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios