Córdoba

Treinta riesgos globales y uno español: Cataluña

  • Marsh presenta el nuevo informe del Foro de Davos: medio ambiente y tecnología, temas estrella

En la mesa, Juan de Pablo-Romero, director territorial de Marsh; José Luis García-Palacios, presidente de Caja Rural del Sur; al frente, José María Elguero, director del Servicio de Estudios de Marsh en el Círculo de la Amistad. En la mesa, Juan de Pablo-Romero, director territorial de Marsh; José Luis García-Palacios, presidente de Caja Rural del Sur; al frente, José María Elguero, director del Servicio de Estudios de Marsh en el Círculo de la Amistad.

En la mesa, Juan de Pablo-Romero, director territorial de Marsh; José Luis García-Palacios, presidente de Caja Rural del Sur; al frente, José María Elguero, director del Servicio de Estudios de Marsh en el Círculo de la Amistad. / el Día

El Foro de Davos se ha convertido en el mayor think tank del planeta y en el principal centro de influencia económica, política y social conocido. Cada año, líderes mundiales de todos los ámbitos se reúnen allí para tomar el pulso al mundo y de ahí sale un informe sobre los 30 riesgos que atenazarán al planeta en los próximos diez años, a partir de una encuesta a 800 expertos.

Como socio estratégico, colabora en el informe la consultora de riesgos Grupo Marsh y ayer Caja Rural del Sur invitó a esta firma a para presentarlo en Córdoba. Lo hizo José María Elguero, director del Servicio de Estudios de Marsh España, arropado por Juan de Pablo-Romero, director de la compañía en Andalucía y Extremadura, y por José Luis García-Palacios, presidente de Caja Rural del Sur.

Elguero destacó que en el informe -ya venía ocurriendo así desde 2015- los riesgos económicos se atenúan. "Parece que ya no nos preocupan, que ya hemos salido de la crisis. La cuestión es si hemos aprendido el mensaje, si ahorraremos en previsión de otras crisis o consumiremos de forma desaforada tras todos los años pasados en cautividad". En cualquier caso, a la elite mundial le preocupa ahora el cambio climático y las implicaciones del avance tecnológico.

Y citó ejemplos como los 187.000 millones de dólares que les ha costado a las aseguradores los tres últimos huracanes que pasaron por el Atlántico o las migraciones al mundo urbano que está provocando la escasez de agua. En el ámbito tecnológico hay 10,5 millones de ciberataques al día en el mundo, que, según afirmó, "podrían llegar a parar las infraestructuras ferroviarias o la administración pública", con Rusia como actor inquietante en esta guerra cibernética. Por no hablar de la privacidad: "Algo tan inocente como aparecer con el pulgar en alto en Facebook puede originar un robo de identidad; a partir de ahora, mejor salir con el puño cerrado. Parece una broma, pero es real".

Europa tienen sus propios problemas. En el Viejo Continente -Elguero se encarga de recordar que sólo es el 7,5% de la población mundial- preocupa el alto desempleo, el "fracaso" de los gobiernos nacionales y el auge del populismo. Y España "matiza": también inquieta la inestabilidad social, que aquí tiene un nombre: Cataluña. También son motivo de incertidumbre los parlamentos fragmentados. En nuestro país, de 1.000 leyes al año se ha pasado a 17 ahora, y en muchos casos se derogan las existentes en vez de regular.

Elguero también hizo referencia al Índice de Competitividad Global y a la posición de España. Está el número 34 de 137 y "no está mal, la foto no es excesivamente mala", aunque en algunos aspectos se sitúa en vanguardia y en otros a la cola (ver gráfico), lo que genera contradicciones.

Así, es un país rico (16 PIB mundial), con un tamaño de mercado importante (44 millones de personas, el 17), una alta esperanza de vida (la cuarta), unas estupendas escuelas de negocio (13) y un buen nivel de patentes (25), "lo que indica que tenemos capacidad para inventar pero no desarrollamos las capacidades luego".

Sin embargo, España tiene una deuda pública altísima (122), la confianza en la política es muy baja (104) y el nivel impositivo muy alto (107). Tampoco estamos bien en educación (67) y menos aún en matemáticas y ciencias (72). "Algo falla cuando la educación de grado es mala y muy buena la de posgrado". Tampoco hay capacidad para retener el talento (76) y la productividad es baja (97).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios