El Simec denuncia picos de saturación en Urgencias por falta de personal

  • El sindicato critica que no se cubren las bajas y el 50% de los médicos trabaja a tiempo parcial

La "falta de un número adecuado de personal" para atender la demanda asistencial, así como "el cierre de camas en las distintas plantas de los complejos hospitalarios" está provocando "un descenso en la calidad asistencial y largas esperas" que se reflejan en "picos importantes de saturación" en Urgencias, según denunció ayer el Sindicato Médico (Simec). Por este motivo, la asociación profesional exigió a través de una nota "la adecuada atención a la población con todos los medios necesarios y no al 75%". De hecho, según fuentes consultadas por El Día, en los últimos días las Urgencias han vivido varias situaciones de colapso.

El Simec volvió a criticar que, "en su política de recortes", la Administración andaluza "no sustituye las bajas producidas por ningún concepto, y menos en hospitales", tales como por embarazo y lactancia o reducciones de jornada por cuidado de hijos o personas mayores "con la justificación de que sobra plantilla en Urgencias". De esta forma, según el sindicato, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) quebranta el principio legal de conciliación de la vida laboral y familiar de los trabajadores de la sanidad y, en este caso, de los de Urgencias.

El Sindicato Médico señaló que a pesar de todo esto, la Consejería de Salud y las gerencias de los hospitales "ajustan los cuadrantes como si todos los médicos trabajasen al 100% de la jornada, con la consiguiente sobrecarga asistencial que ello conlleva", mientras que la realidad es muy diferente ya que "aproximadamente el 50% trabaja a tiempo parcial". Por todo esto, la asociación exigió "el cumplimiento de la legalidad vigente en materia de salud laboral y de conciliación de la vida laboral y familiar".

En opinión del Simec, esta situación viene dada porque "el único objetivo de los gerentes de hospitales es el ahorro", que tiene "efectos colaterales" como la "falta de atención adecuada a los ciudadanos", la "merma de cuidados" y la "falta de respeto a sus profesionales". A esto hay que añadir las consecuencias que la sobrecarga de trabajo puede ocasionar "sobre la salud física y psíquica" de los sanitarios. Además, el Simec denunció "la nula información de dichas consecuencias o la asunción de responsabilidades hacia la comunidad" por parte del SAS.

Por otra parte, el sindicato destacó que hace más de siete años que lleva "pidiendo un tercer y cuarto punto de Urgencias extra hospitalarias para la población de Córdoba capital", al igual que existen en otras provincias andaluzas. Incluso el SAS "prometió contemplar" esta opción hace años, "llamando a esta petición juego sindical".

La implantación de un nuevo punto de Urgencias extra hospitalarias serviría para la recepción "de casos no urgentes" que no se resuelven en Atención Primaria "por la falta de personal y de medios" y que actualmente "colapsan las urgencias hospitalarias". Estos casos se "estrellan en largas esperas en la puerta de urgencias", según la nota.

Por otro lado, respecto a las "supuestas contrataciones de refuerzo por la saturación" de las Urgencias que el SAS va a llevar a cabo en los hospitales andaluces, Simec indicó que le "extraña" que más de la mitad sean para una sola provincia, ya que "de 265, 160 solo serán para Sevilla", mientras que "a Córdoba solo llegue un posible 2%". Además el sindicato criticó que "no se especifican las categorías de los contratos". "No confundamos renovación de contratos con contratos de refuerzo", aseveró.

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Córdoba reiteró y constató ayer que el Servicio de Urgencias del Hospital Reina Sofía "no ha sido reforzado" con contrataciones "por los picos de demanda que se están produciendo en los últimos días".

El presidente del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba, Antonio Poyato, manifestó que las Urgencias del hospital han atendido estos días "un 40% más pacientes que la media". De esta forma, indicó que se han llegado a recibir más de 400 enfermos, cuando lo habitual en una jornada es no superar los 300 usuarios, lo que está generando "situaciones de auténtico colapso" pese al "enorme esfuerzo desarrollado por los profesionales".

CSIF resaltó que estos problemas son "consecuencia directa" de la falta de personal por la "raquítica política de contratación" desarrollada por el SAS. Al respecto, la central sindical recordó que ya ha denunciado en varias ocasiones "la pérdida de más de 500 empleos, tanto sanitarios como no sanitarios", en el Reina Sofía en los últimos tres años. Poyato señaló que a esta situación se suma que los pocos contratos que se firman para el personal eventual "son en unas condiciones deplorables", al ser al 75%, es decir, estos empleados cotizan solo 22 días cada mes.

Otra causa del colapso que se vive en las Urgencias es, a juicio del sindicato, el "progresivo desmantelamiento de la Atención Primaria" debido a que "la dilación en la concesión de citas en los centros de salud provoca que muchos usuarios opten por dirigirse directamente al Reina Sofía para encontrar una respuesta a su dolencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios