Sánchez reivindica el papel de la mujer en las cofradías y "no caer en la frivolidad"

  • La directora de informativos de 'Canal Sur' ofrece un pregón en el que recuerda que "llevar una vara es representar, no aparentar" y en el que pide "callejear nuestra fe con seriedad"

Defiende María José Sánchez, periodista y directora de informativos de Canal Sur, que la palabra cofrade carece de género y que, "en ningún puesto y en ninguna situación, ni en ningún cargo, la mujer debe ser diferenciada". Sánchez, que ofreció ayer el pregón de la Semana Santa en el Teatro Góngora, se detuvo en varios momentos en el papel de las mujeres en las cofradías, cuya incorporación "ha tenido una evolución constante en las últimas décadas, pero quedan cosas por hacer". Así, ante un auditorio repleto -no faltaron representantes institucionales, como la alcaldesa, Isabel Ambrosio, la consejera de Justicia, Rosa Aguilar, el obispo, Demetrio Fernández o el presidente de la Agrupación de Hermandades, Francisco Gómez Sanmiguel- no tuvo reparos en recordar que sólo hay dos hermanas mayores -Ánimas y Vera Cruz- y preguntar por cuántas mujeres ocupan puestos de responsabilidad en las mismas, si alguna ha llegado a presidir la Agrupación de Cofradías o cuántas otras han pregonado la Semana Santa en más de 70 años. Pues hasta ayer, tres: Marisol Salcedo, Inmaculada Luque y ella misma. Así, consideró que "hombres y mujeres somos iguales en derechos y oportunidades" y añadió que "si la sociedad avanza, el mundo cofrade también tiene que evolucionar. Por sensatez, no nos podemos quedar atrás".

Un pregón el de Sánchez en el que ofreció un sutil recorrido por la Semana Grande de Córdoba, y en la que recordó esos viajes desde Montoro a la capital para ver al Rescatado, en el que también rindió homenaje a su padre y a su madre por haberla inculcado su fe en la Virgen de la Paz -de cuya hermandad es camarera mayor- y con la que comenzó su canto cofrade. Un pregón en el que la periodista puso de manifiesto la importancia de cada cofradía, de la que "sin fe no es nada" y en el que subrayó que "llevar una vara es representar, no aparentar, y que portar un cirio es peregrinar y no pasear". No en vano, en Semana Santa "vamos a callejear nuestra fe con seriedad y humildad". También aludió a los costaleros y recordó Córdoba tiene que saber en la trabajadera "se reza, se llora, se comparte, se sufre con amor y se hace hermandad". Y con todos estos prolegómenos, Sánchez recordó al Teatro Góngora que en apenas una semana "nos vamos a la calle, a sentir y a rezar en libertad". No se olvidó tampoco de que "tenemos lo más grande, nuestra fe. A quien no la comparta ni la entienda, respetamos, y rogamos respeto para nosotros también".

Es el Viernes de Dolores cuando, según Sánchez, "Córdoba ya es un hervidero" y la antesala de los días grandes, junto al Sábado de Pasión. En este punto, la pregonera explicó su relación con la hermandad de la Paz y el nacimiento de su hijo. Y volvió, de nuevo, a recordar que "hermandad es mucho más que un cortejo al año", además de pedir a todas las cofradías "no caer en frivolidad, ni rivalidad, que sabemos hacerlo bien, pero también erramos". Por eso, destacó a que a partir del Domingo de Ramos "vamos a enseñar a Córdoba entera lo bueno del fervor sentido a conciencia, que esto no es cosa de un capricho en vano". Otra petición que lanzó fue la de no quedarse "en la preciosura de los palios, ni en la majestuosidad de la canastilla, que en una hermandad hay mucho más".

Sánchez también ofreció una gran descripción de Córdoba, de la que dijo es "refugio, posada y casa de acogida; laberinto de inquietudes, requiebro de penas" y a quien pidió que "no se acomode en su pasado". Para la pregonera, es en San Lorenzo donde cada Domingo de Ramos "se abren las puertas del Reino de Dios y se respira aire de pureza". Y partiendo desde San Lorenzo, la periodista dirigió su pregón por los cortejos procesionales del resto de días de la Semana Santa hasta llegar a la Madrugada, de la que aseguró que la echa en falta que esté "llena" y se preguntó "¿por qué Córdoba se esconde en la noche santa?" Es la noche, continuó, "de la verdad más absoluta". Tras aludir a los Cristos de Córdoba, a la Señora de Córdoba -la Virgen de los Dolores-, Sánchez llegó hasta la Resurrección e invitó en esta Semana Santa "a andar las calles con pasión" en la que "Córdoba nos vea rezar y llorar de emoción". "Córdoba, llévanos a la gloria. Siempre de frente Semana Santa cordobesa, con respeto y libertad. En Córdoba, siempre y paz", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios