Salud dispone de casi 134.000 dosis de vacunas contra la gripe

  • La campaña de inmunización para proteger a la población de riesgo dará comienzo el próximo lunes en 151 centros de la provincia

Un enfermero administra una vacuna de la gripe a un paciente. Un enfermero administra una vacuna de la gripe a un paciente.

Un enfermero administra una vacuna de la gripe a un paciente. / el día

La Consejería de Salud inicia el próximo lunes la campaña de vacunación de la gripe para proteger a la población de riesgo y evitar complicaciones derivadas de esta enfermedad. Para ello, ha puesto a disposición en Córdoba 133.967 dosis de vacunas que se han distribuido en los 151 puntos de vacunación de la provincia; el año pasado se dispusieron 133.100 dosis. La Junta informó ayer de que Salud ha invertido más de cuatro millones de euros en la adquisición de las vacunas para Andalucía.

La delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna, explicó que "esta campaña de vacunación, que se prolongará hasta diciembre, es una medida eficaz para la prevención especialmente en aquellos grupos de población que son más vulnerables frente al virus de la gripe".

Las personas mayores de 65 años y las que padecen determinados problemas crónicos de salud, en las que la gripe puede producir un agravamiento de su enfermedad y tienen alto riesgo de presentar complicaciones, como son problemas respiratorios severos, cardiopatías, cáncer o alteraciones del sistema inmunológico y metabólico, o que padezcan obesidad mórbida son las que pertenecen a la población de riesgo; en la pasada se vacunaron 88.011 personas mayores de 65. Junto a estas personas, señaló Luna, "también se recomienda que se inmunicen las mujeres embarazadas, en cualquier momento de la gestación, para prevenir la gripe tanto a la gestante como al recién nacido". No obstante, también deben inmunizarse los profesionales de la salud, los servicios comunitarios y los servicios públicos esenciales (fuerzas y cuerpos de seguridad, bomberos) y quienes trabajan en instituciones penitenciarias y centros de internamiento, por estar en contacto frecuente con personas en situación de riesgo, tanto para protegerse a sí mismos, como para evitar contagiar a las personas vulnerables a las que atienden.

La Junta también destacó que para prevenir la gripe, hay que recordar la importancia que tiene también tomar medidas higiénicas sencillas como taparse la boca, usar pañuelos desechables y lavarse con frecuencia las manos, para protegerse frente al virus de la gripe ya que se transmite por el aire, al toser o estornudar. Junto a la vacuna de la gripe, se recomendará también, en el caso en que esté indicado, la vacuna frente al neumococo, que inmuniza frente a una de las principales bacterias productoras de neumonía, así como de otras infecciones, como la sinusitis y la otitis media. Con ella, se vacunará de forma sistemática a las personas mayores de 65 años que conviven en residencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios