Reyes augura un inicio "tranquilo" pese a las protestas de padres y de docentes

  • La Junta asegura que todos los colegios abrirán, pero obvia la convocatoria de huelga docente

Comentarios 3

A juzgar por las últimas declaraciones de algunos padres y sindicatos de docentes, el inicio del curso será de todo, menos tranquilo. Maestros en huelga, asociaciones que protestan por el proceso de escolarización y colectivos que aseguran que la Junta ignora los informes sobre supuesto falsos documentos de empadronamiento no van a provocar que el curso no comience con "normalidad". Al menos eso es lo que auguró ayer la delegada de Educación, Antonia Reyes, quien defendió el esfuerzo que ha realizado la Junta de Andalucía en poner en marcha este nuevo curso. Reyes explicó su concepto de normalidad y detalló que "todos los centros estarán preparados para abrir sus puertas".

Es posible que todos los colegios de la provincia estén operativo, pero lo cierto es que este ejercicio académico está salpicado de la polémica. Para empezar es la primera vez que se adelantan las clases, una medida que se ha tomado, según Reyes, para "equipararnos con el resto de comunidades" y mejorar el rendimiento escolar. El personal docente, sin embargo, no se mostró desde el principio muy de acuerdo con esta estrategia, por lo que el sindicato CSI-F tiene prevista una huelga para hoy. Además de este motivo, el polémico plan de incentivos o el hecho de que no se tenga en cuenta al profesorado en la toma de decisiones son otras de las cuestiones que han provocado el paro de los docentes. El resto de sindicatos, sin embargo, se ha desmarcado de esta convocatoria.

La escuela concertada también arremetió hace unos días contra Educación ya que, según algunos padres, la Junta ha decidido no tener en cuenta los informes elaborados por detectives privados en los que se prueba las supuestas trampas que se han realizado en 11 casos para obtener una plaza en el colegio elegido. La irregularidad que más se repite es la de falsear el certificado de empadronamiento para justificar su cercanía con el centro en cuestión. Los padres de la concertada dijeron que la Junta sólo tiene en cuenta la los documentos que remite el Ayuntamiento, que son "fáciles de manipular". A este respecto, la delegada dijo ayer que la Administración "sólo tiene en cuenta los documentos oficiales", en relación las pruebas remitidas por el Consistorio. Reyes destacó además que "por primera vez", el gobierno municipal "ha colaborado con la Delegación de Educación realizando una labor de investigación". La postura de la Junta, en su opinión, puede además "disuadir a otros padres de intentarlo en un futuro".

Al margen de la polémica y dura, la incertidumbre y preocupación por la gripe A también marcará el inicio de este curso escolar. En un principio los profesores pidieron que se les incluyera como colectivo de riesgo, algo que Sanidad desestimó. La protección de los niños era otro asunto que preocupaba a los padres, por lo que la Junta ha prometido que durante los primeros días, un grupo de médicos visitarán las aulas para informar sobre la incidencia de la enfermedad. Los niños que se contagien tendrán que estar en su casa siete días, pero los colegios no se cerrarán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios