La Policía interviene más de 9.000 joyas de imitación y detiene a dos personas

  • Los uniformados registran dos establecimientos orfebres en Córdoba capital y otro en la localidad jiennense de Linares

Agentes de la Comisaría de Córdoba en colaboración con patrullas de Linares (Jaén) han detenidos a dos personas -D. R. G., de 40 años, y L. M. R., de 45- como presuntos autores de un delito contra la propiedad industrial tras intervenir más de 9.000 piezas de joyería que imitaban diseños patentados. Según informó ayer el Cuerpo Nacional de Policía, la persona detenida en Córdoba es administradora de dos empresas de distribución y venta de piezas de joyería que imitaban diseños exclusivos y protegidos de una conocida firma. Las piezas, supuestamente, las adquiría, almacenaba y distribuía por establecimientos de España.

En la actuación policial en Córdoba, los agentes procedieron a la entrada y registro de dos empresas, donde se incautaron de más de 9.000 piezas. Paralelamente, los uniformados realizaron otro registro en una joyería de Linares, donde también encontraron numerosas piezas de las mismas características.

La operación tiene su origen en otra intervención de ámbito nacional que se desarrolló a mediados de junio en las ciudades de Ciudad Real, Vigo, Pamplona, Cuenca, Marbella, Barcelona, Bilbao, Madrid, Zaragoza, Toledo y Valencia. Cerca de un millar de piezas orfebres intervenidas -valoradas en unos 50.000 euros- fue el resultado de aquella operación Osezno, con la que los agentes desmantelaron un taller de joyería ubicado en un polígono industrial de la capital donde se falsificaban centenares de piezas de la popular marca Tous.

En el transcurso de aquella investigación, los agentes detuvieron a los dos propietarios del taller e investigaron hasta 19 establecimientos de toda España donde se comercializaban los artículos falsos. Las piezas halladas eran en su mayoría de oro. Junto a las joyas terminadas, los agentes también se incautaron de los moldes necesarios para su fabricación y de documentación diversa. Fuentes policiales añadieron que los comerciantes desconocían que se trataba de piezas falsificadas, por lo que habrían sido víctimas de una estafa.

La operación fue desarrollada por el Grupo de Delitos contra la Propiedad Intelectual e Industrial de la UDEV Central, perteneciente a la Comisaría General de Policía Judicial, en colaboración con la Brigada Provincial de Policía Judicial de Córdoba. Además, en la investigación sobre las joyerías que recibían piezas fabricadas por el taller participaron agentes de Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Zaragoza, Pamplona, Toledo, Ciudad Real, Oviedo, Cuenca, Vigo y Marbella.

La falsificación de piezas orfebres de marca es una práctica ilegal extendida en ciertas parcelas del sector joyero. Prueba de ello son las numerosas operaciones que las fuerzas de seguridad desarrollan en este sentido. Así, en febrero fue arrestado un cordobés en Badajoz con 400 joyas de plata falsificadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios