Piden la séptima prórroga semestral para el Plan de Excelencia Turística

  • El proyecto, que debería haber acabado en 2004, se prolongará hasta el 31 de diciembre de 2008 ante los sucesivos retrasos · Las negociaciones de la visita de la Mezquita demoran la liquidación del programa

El Plan de Excelencia Turística va camino de convertirse en uno de esos referentes de la gestión pública donde si algo puede hacerse en un tiempo determinado, se acabará realizando justo en el doble de plazo. Una reunión reciente de los patronos de la iniciativa de mejora del sector túrístico ha determinado pedir una prórroga para que el Ministerio de Economía mantenga la vigencia del proyecto, que se financia a tres bandas junto a los fondos aportados por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento. Con ésta, el proyecto se habrá prorrogado en siete ocasiones por periodos de seis meses. Ello quiere decir que lo que se tendría que haber desarrollado en cuatro años tardará en llevarse a cabo siete años y medio, si no hay nuevas demoras.

La razón de la última prórroga se fundamenta en el retraso acumulado por el programa de visitas nocturnas de la Mezquita-Catedral, cuyo acuerdo general se firmó hace dos años. Los responsables de la comisión de seguimiento del Plan de Excelencia Turística –el teniente de alcalde de Turismo, Francisco Tejada; el delegado de la Junta, Juan Torres, y el subdelegado del Gobierno,  Jesús María Ruiz– decidieron solicitar la prórroga ante la promesa de los representantes municipales de que durante el semestre que queda del año será posible llegar a un acuerdo con el Cabildo Catedralicio. Las conversaciones pasan por enterrar el proyecto inicial, un espectáculo audiovisual, para convertirlo en un programa nocturno de visitas guiadas que cumpla con las expectativas de la propiedad del monumento, reticente a cualquier iniciativa que suponga un impacto en el templo.

El Plan de Excelencia Turística, dotado con cerca de seis millones de euros, es hasta la fecha la principal iniciativa concertada en favor de esta actividad por parte de las administraciones. Firmado inicialmente para el periodo 2000-2004 por la alcaldesa, el entonces consejero, José Hurtado (PA), y el ex subdelegado del Gobierno, José Antonio Mancheño (PP), las negociaciones iniciales ya se demoraron más de lo debido y no se pudo rubricar hasta el mes de diciembre de 2001. El año 2002 se dedicó, casi en su integridad, a crear la infraestructura interna que lo desarrollara. El PET consiste en una multiplicidad de actuaciones que se han llevado a cabo en su mayor parte con el objetivo de poner al día a la ciudad de cara a crear un  entorno favorable para la actividad turística.

En principio, no parece probable que la solicitud que realizan las instituciones firmantes del plan vaya a ser rechazada por el Ministerio de Economía, que es quien ha de autorizarla. Y ello es porque una respuesta negativa obligaría a realizar una liquidación del plan devolviendo las cantidades que no se hayan invertido. De no poder desarrollarse el programa de visitas nocturnas tal y como está previsto, habría que devolver los 600.000 euros previstos para este proyecto, una opción que nadie baraja por sus consecuencias políticas.

Todas las instituciones que se encuentran dentro del Plan de Excelencia han mostrado su intención de llevar a cabo contactos con el Cabildo. La intención es aprovechar la influencia del Gobierno central, que paga la restauración del crucero, para que los rectores del templo sean más receptivos a las propuestas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios