El PSOE aprueba hoy unas candidaturas con pocas caras nuevas en puestos de salida

  • Los socialistas celebran en la misma jornada la Ejecutiva y el Comité Provincial que darán el visto bueno a las listas, una propuesta que incluye, como principal novedad, a Antonio Hurtado al Senado

Comentarios 1

Los socialistas cordobeses afrontan hoy una maratoniana jornada. La dirección provincial ha convocado a media mañana a su Ejecutiva para proponer los nombres de las personas que se presentarán a las elecciones autonómicas y generales por Córdoba, unas candidaturas que ya por la tarde se abordarán en el Comité del PSOE. Será, por tanto, un día de intenso trabajo pero sin sobresaltos, ya que el clima en el que se ha desarrollado la fase de consulta a las bases no hace prever que se pueda producir contestación a las listas que se deriven desde la avenida del Aeropuerto.

Según ha podido saber el Día, la propuesta que presentará hoy el secretario provincial de la formación, José Antonio Ruiz Almenara, incluye pocas novedades en puestos de salida, es decir, en aquellas posiciones que tienen posibilidades reales de obtener un escaño según las quinielas preelectorales. En el caso del Congreso, más de lo mismo. Carmen Calvo, Miguel Ángel Moratinos y Juan Luis Rascón ocuparán de nuevo los tres primeros lugares de la candidatura a la Cámara Baja. Después de mucho tiempo barajando la idoneidad de que la ex ministra de Cultura fuera en el número uno o si era más conveniente que se relegara un puesto en favor del titular de Asuntos Exteriores y Cooperación, fuentes socialistas aseguran que, salvo indicación de última hora, la vicepresidenta de la Mesa del Congreso encabezará la lista. En esta ocasión, Moratinos sí formará parte de la candidatura desde el principio, ya que hace cuatro años se sumó impuesto desde Madrid una vez que el Comité Provincial ya había aprobado la propuesta de Córdoba.

La novedad estaría en el número cuatro, un puesto para el que ayer mismo se barajaban dos nombres: los de Juan Antonio Cebrián y Mar Giménez. De confirmarse la candidatura de Cebrián al Congreso supondría su salto a Madrid desde la política andaluza, ya que actualmente es diputado autonómico por la provincia. En cualquier caso, su inclusión como número cuatro si Calvo va de uno es algo complicado, por eso de la paridad, si bien no se incumpliría la consigna ya que esta premisa debe respetarse en tramos de cinco personas. Si la Ejecutiva apuesta por Mar Giménez, cercana a Ruiz Almenara, significaría su vuelta a la escena política, al menos electoral, después de su destitución fulminante como delegada provincial de Agricultura.

En cuanto al Parlamento de Andalucía, el consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, se mantiene como número uno por Córdoba después de que bajara desde Madrid en las autonómicas de 2004, al igual que repite en el dos Isabel Ambrosio. En el tercer puesto es donde está una de las novedades de la propuesta socialista, ya que entra Rafael Velasco, responsable de Política Institucional del PSOE andaluz, relegando así al portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Manuel Gracia, a puestos posteriores, concretamente al quinto, donde se situaba Juan Antonio Cebrián. En el cuarto está la ex delegada provincial de Educación Araceli Carrillo, que escala así dos posiciones, mientras que en el seis, ya después de Gracia, las fuentes socialistas señalan a la secretaria de Organización de Juventudes Socialistas en la provincia, Fátima Ramírez.

En el Senado, la propuesta que hoy abordarán la Ejecutiva y el Comité Provincial incluye al ahora gerente de Provicosa, Antonio Hurtado, que se estrenaría así en la política nacional tras sus cargos de delegado de Economía y concejal en el Ayuntamiento de la ciudad. Maribel Flores y Luis Moreno repiten en la candidatura a la Cámara Alta, mientras que lo llamativo es la salida de Pedro Rodríguez Cantero, un fijo ya en este escenario.

Una vez aprobadas las listas por el Comité Provincial deberán ser ratificadas por los respectivos órganos de decisión federal y regional. Aunque la consigna es modificar lo menos posible la relación de personas que se propongan desde las distintas circunscripciones electorales, la experiencia dice que en ocasiones se ha hecho, sin ir más lejos con la inclusión de Moratinos hace cuatro años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios