La Junta asegura que la asistencia en el Parque Figueroa está "garantizada"

  • La delegada ve "ilógicas" las críticas de la CGT sobre la atención a los ancianos

La Delegación para la Igualdad y el Bienestar Social tildó ayer de "ilógicas" las críticas vertidas por la CGT sobre la asistencia prestada a los mayores en la residencia del Parque Figueroa y garantizó una "atención de calidad" a todos los internos. El sindicato, entre otros aspectos, había denunciado que los ancianos que residen en este centro de la Junta pueden pasar 15 horas en ayuno y sin tomar la medicación debido a la falta de personal, unos hechos que ayer negó la Administración.

La Delegación fue tajante al asegurar que los residentes cuentan con un "horario establecido" de cuatro comidas diarias que son servidas en dos comedores, uno dirigido a los mayores válidos y otro a los dependientes. Subrayó, además, que las comidas están "supervisadas" por un equipo médico y se adaptan "plenamente" a los niveles nutricionales que exige cada grupo de residentes. Por último, la Delegación afirmó que, en horario de noche, el centro también pone alimentos a disposición de los internos.

En cuanto a la falta de personal, Bienestar Social defendió que la residencia cuenta con "todos los puestos de atención directa a los residentes dotados" y, por tanto, cubre la ratio establecida. También se encuentran cubiertas las plazas de servicio doméstico y auxiliares de enfermería, aunque la Junta reconoció que el departamento de enfermería dispone de una plaza sin dotar pero que está siendo cubierta "por una enfermera perteneciente a otro centro". En cuanto al servicio de cocina, también ha sido reforzado para atender la demanda.

Una de las críticas vertidas a El Día por el sindicato CGT se centraba en las disfunciones que estaba suponiendo la aplicación de la Ley de Dependencia. La Junta también se defendió ayer de esta acusación y argumentó que la Administración autonómica ha invertido 400.000 euros desde enero para mejorar las condiciones de accesibilidad y habitabilidad de las instalaciones y anunció que los próximos presupuestos incluyen una partida de 865.000 euros para la segunda fase de las reformas emprendidas.

"Resulta ilógico que un sindicato que debe trabajar en defensa de los derechos de los trabajadores se empeñe en tirar por tierra el trabajo y la profesionalidad del equipo que trabaja 24 horas al día en el cuidado de los residentes", lamentó ayer la delegada para la Igualdad, Silvia Cañero. La responsable defendió que "todos los trabajadores están convenientemente formados" para tratar a personas con alzheimer y otras demencias, mientras que el sistema de control a errantes -también criticado por la CGT- "funciona correctamente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios