La Iglesia obligará a las hermandades a que le presenten una relación de gastos e ingresos

  • Asenjo elimina la distinción de hermanos adscritos y activos que impuso el anterior prelado

Comentarios 0

A las juntas de gobierno ya no les bastará con rendir cuentas ante sus hermanos en el Cabildo general que suele celebrarse a principios de un ejercicio, coincidiendo con las presentación de su presupuesto. El decreto que presentaron ayer el vicario general de la Diócesis, Mario Iceta, y el delegado de cofradías, Pedro Soldado, obliga a las hermandades a ofrecer cada año una relación de ingresos y gastos a la curia cordobesa. El objetivo, según señaló Iceta, se debe a la necesidad de "dar una mayor claridad al apartado económico".

Soldado, por su parte, señaló que las cofradías deben poner "un especial cuidado y énfasis" en la adquisición de nuevos enseres. Al margen de esta medida, la nueva normativa complementaria contiene otros capítulos de gran importancia, como es el que hace referencia a la eliminación de la distinción entre hermanos activos y adscritos que impuso el anterior obispo y actual arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez. Con este cambio, el Obispado concede el mismo tratamiento a todos los hermanos de una cofradía, participen o no de una forma activa en las actividades que desarrolle la cofradía.

El decreto episcopal que ayer dieron a conocer los representantes de la Diócesis de Córdoba también se opone a la validez del voto por correo en las elecciones a hermano mayor que se desarrollen de ahora en adelante en las cofradías cordobesas. Por tanto, los integrantes de una cofradía que quieran participan con su voto en unos comicios, "por transparencia", sólo podrán hacerlo acudiendo al lugar en el que se haya elegido para la celebración de este proceso electoral.

más noticias de CÓRDOBA Ir a la sección Córdoba »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios