Crisis política en el ayuntamiento

IU cede ante el PSOE y sacará adelante la programación de la Televisión Municipal

  • Blanco y Tejada aseguran que los contenidos se aprobarán tras la Navidad· Ambos grupos dan por cerrada la polémica

Comentarios 4

Sólo ha hecho falta una reunión para que IU y PSOE den por cerrada la crisis abierta por la programación de la Televisión Municipal (TVM) del próximo año. Ambos grupos aseguraron ayer que los contenidos del primer semestre de 2008 se aprobarán en enero, tras las fiestas navideñas.

El primero en confirmar la noticia fue el portavoz de IU, Francisco Tejada, quien explicó los pormenores de la situación después de que el pasado miércoles votara en contra a los cambios que quiere introducir el grupo socialista en la programación de la TVM. "Hemos tenido un encuentro, en el que se ha hablado de distintos temas y, tras las vacaciones de Navidad, habrá una nueva reunión del órgano de gestión de la Televisión Municipal y se aprobará la programación", explicó Tejada. Su afirmación llega después de que el pasado miércoles asegurase que no era necesario un cambio en la parrilla, ya que en breve espacio de tiempo tendrá que modificarse con la entrada en funcionamiento del sistema de Televisión Digital Terrestre (TDT).

Ahora esos argumentos en contra siguen latentes, pero la programación saldrá adelante. No obstante, Tejada se mostró confiado en que habrá que incluir "diferentes cuestiones" para aprobar la programación definitiva. Claro que eso lo dijo antes de que el primer teniente de alcalde, Rafael Blanco (PSOE), asegurase una y otra vez que la programación "la marca la dirección de la TVM, y yo la presido".

Así las cosas, en la próxima reunión IU cambiará su voto y la parrilla de la Televisión Municipal saldrá adelante con los cambios introducidos por los socialistas, como un programa dedicado al mundo del caballo, un sector al que Blanco está muy vinculado puesto que preside la entidad Córdoba Ecuestre. El también concejal de Cultura consideró que la votación en contra de su socio de gobierno "fue un error", por lo que "hay que rectificarlo". "No hay que cambiar nada en la programación y cuando se apruebe daremos por superado el incidente", consideró. A pesar de ello, se mostró confiado en que en la próxima reunión su propuesta será apoyada "con una amplia mayoría". Para el dirigente socialista, el cambio de los programas de la TVM es necesario, ya que apuntó que "no tiene sentido mantener las cosas sin evolucionar". Insistió en que la nueva programación se hará "de manera coordinada" y de forma "pactada". Blanco no se olvidó de la llegada del sistema de la TDT, que supondrá contar con "un nuevo modelo de televisión y un producto mejor y sin intereses comerciales".

Blanco criticó también el hecho de que en los últimos cuatro años el órgano regulador de la emisora municipal "tan sólo se ha reunido dos veces" y también el voto en negativo del PP. A su juicio, los populares tampoco han tenido una buena actitud, ya que "se le da la ha dado la oportunidad de votar y lo han hecho en contra sin argumentar nada".

"Izquierda Unida ha estado acostumbrada a gobernar sola en los últimos cuatro años y ahora lo tiene que hacer con otra formación", consideró el secretario provincial del PSOE, José Antonio Ruiz Almenara, quien tildó de "anécdota" el desencuentro entre ambas formaciones a cuenta de la TVM. No obstante, reconoció que "surgirán más conflictos y tensiones" entre ambos socios de gobierno, ya que cada formación "busca su espacio" y "somos dos partidos que comparten una idea de gobierno". Almenara aseguró también que los socialistas "son conscientes" de que hay que "consensuar y adaptarse a las circunstancias". "Nosotros jugamos al futuro no al día", señaló.

Junto a la nueva programación de la TVM, otro de los puntos que provocó el desencuentro entre PSOE e IU fue la prórroga del contrato de la directora de la emisora, Cristina López. No obstante, según apuntó Blanco, este punto no se tratará en la reunión, ya que él votó a favor de que la renovación sea por un año y no por dos como se ha hecho hasta la fecha.

Ésta polémica ha surgido seis meses después de que empezara a trabajar el cogobierno y tiene como base los presupuestos municipal del año que viene, que aún no se han aprobado. Para ambos grupos, las discrepancias no significan que el pacto les haya debilitado, a pesar de que Blanco interpretara el voto en contra de IU como un "incumplimiento grave del pacto de gobierno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios