Fidiana exige al Ayuntamiento que comience la Sala de las Artes en 2008

  • La Asociación de Vecinos Diana asegura que los tres partidos políticos se comprometieron con ellos en periodo preelectoral a ejecutar el proyecto

Los Reyes Magos pondrán la primera piedra de la Sala de las Artes, al menos de forma simbólica. Y es que la Asociación de Vecinos Diana, harta de esperar a que el gobierno municipal comience a ejecutar este proyecto cultural, demandado desde hace más de cinco años, va a llevar a cabo esta acción reivindicativa antes del próximo día 6, según apuntó el ex presidente de este colectivo vecinal, Enrique Rodríguez, la persona que mejor conoce los entresijos de esta iniciativa. En este sentido, la asociación de vecinos sostiene que los tres partidos políticos se comprometieron con ellos en periodo preelectoral a que el proyecto de la Sala de las Artes "iba para adelante en este año que entra", por lo que esperan que "se pongan de acuerdo y guarden una partida para ejecutar esta infraestructura". De este modo, la asociación exige que el cogobierno cumpla su compromiso y que "esté contemplado" en el presupuesto de 2008.

Este vecino del Parque Fidiana aseguró que si no es de este modo "habrá que llamar mentirosos a la alcaldesa, Rosa Aguilar; al primer teniente de alcalde, Rafael Blanco, y al portavoz del PP, José Antonio Nieto", puesto que los tres "nos realizaron la promesa". Asimismo, la actual presidenta del colectivo vecinal, Rafaela Quesada, aseguró que llevan más de un año esperando a que el presidente de la Gerencia de Urbanismo, Andrés Ocaña, los reciba y les explique en qué situación está el proyecto. Además, Quesada señaló que en la época en la que José Mellado ocupaba ese cargo, "el Ayuntamiento elaboró un borrador del proyecto". En él se contemplaba un edificio de dos plantas en las que se daba respuesta a todas las necesidades culturales del barrio y de la propia ciudad, añadió la representante vecinal, quien manifestó que "los artistas además tendrían un lugar para exponer su obra".

En este borrador, el edificio tenía varias salas de usos múltiples para hacer talleres, exposiciones, recitales poéticos, así como un salón de actos cuyo escenario podía ser interior o exterior, por lo que se podrían representar obras de teatro al aire libre. Se trataba de un proyecto muy ambicioso del que "se aprovechaba hasta la azotea" y que estaba presupuestado en su momento en unos 800.000 euros, apuntó Rodríguez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios