Córdoba

La Escuela de Agrónomos reivindica su espacio en el desarrollo del sector

  • La institución celebra su 50 aniversario con un acto protocolario en Rabanales

Las instituciones, al inicio del acto protocolario en Rabanales. Las instituciones, al inicio del acto protocolario en Rabanales.

Las instituciones, al inicio del acto protocolario en Rabanales. / Jordi Vidal

"Es imprescindible mirar hacia atrás, pero no lo hacemos ni con nostalgia ni con complacencia, sino con respeto y orgullo". Es lo que defendió ayer la directora de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes (Etsiam) de la Universidad de Córdoba (UCO), Rosa Gallardo, durante la celebración del acto central del 50 aniversario de la institución, en el que se rindió homenaje a su impulsor, José Ruiz Santaella, además de a los siete directores que ha tenido en estas cinco décadas de vida.

En su intervención, Gallardo aludió a los precursores de este centro, que comenzó su andadura en 1968 en el actual Campus Menéndez Pidal, de quienes reconoció que siente una "absoluta admiración" y que fueron "personas con una enorme capacidad, pero sobre todo con ilusión y cariño a la Etsiam". "Ellos son los que nos han impulsado a todos, y los frutos han sido abundantes: sin la aportación de los investigadores de la Etsiam de Córdoba no puede entenderse el desarrollo del sector del olivar, ni la modernización del regadío en Andalucía, ni la agricultura de precisión, ni la innovación en maquinaria y mecanización agraria, en biotecnología, ni tampoco los grandes avances de la industria agroalimentaria", detalló. La directora también indicó que gracias a los trabajos que se han desarrollado en la escuela en todos estos años se han puesto en valor las dehesas y los espacios naturales y, además, han sido posibles avances en la prevención y control de incendios forestales. "Hemos ayudado al desarrollo del sector dirigiendo nuestra investigación hacia los retos que en cada etapa se han presentado y hemos ayudado formando buenos profesionales que impregnan todo el tejido agrario, agroalimentario y forestal andaluz, pero también nacional e internacional", destacó.

El acto contó con la asistencia del rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos, quien reconoció que la institución académica "no sería lo que es sin la labor de la escuela, que es un referente nacional e internacional". Destacó también la labor de innovación e investigación que ha desarrollado en este tiempo y anotó que de la Etsiam han salido 6.000 profesionales "que han ocupado lugares importantes y han ayudado al desarrollo de la economía". Gómez Villamandos también aludió a la proyección de futuro del centro, que este curso cuenta con 900 alumnos, y mostró su apoyo "a la labor que viene realizando en ese crecimiento conjunto". "Es una apuesta y colaboración mutua para buscar el desarrollo social y económico", anotó.

El subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, por su parte, hizo referencia al "prestigio" de todos los egresados de la escuela y "su contribución al desarrollo de la provincia de Córdoba".

Tampoco faltó a la cita el consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, quien destacó que la Etsiam "es un referente académico y consolidado". "Esta escuela se ha ido convirtiendo en excelencia para la UCO y en un valor para la economía andaluza". A su juicio, es uno de los referentes de investigación, desarrollo, innovación y transferencia de conocimiento y recordó que la escuela se encuentra entre las cien mejores del mundo en el ámbito agronómico.

La celebración incluyó un vídeo con imágenes del antiguo centro y del actual, ubicado en el Campus de Rabanales, y contó con la intervención de Margarita Ruiz Schrader, hija del fundador de la Escuela de Agrónomos, José Ruiz Santaella. "Mi padre se lo curró mucho y tenía claro que la escuela tenía que estar en Córdoba", expuso Ruiz, quien no tuvo reparos en asegurar que su progenitor se volcó en Agrónomos "como si fuera su octavo hijo, porque somos siete hermanos".

También hubo un momento para el recuerdo de la mano del que fue el primer secretario de la Etsiam, Francisco Pérez, quien ocupó este cargo de la mano de Ruiz Santaella y desarrolló toda su carrera profesional en el centro. A su juicio, la escuela "tiene una deuda importante que está en el corazón de todos nosotros".

Con esta acto, Agrónomos y Montes rindió también homenaje a diferentes entidades públicas, como el Ministerio de Agricultura; el Ayuntamiento; la Junta de Andalucía; además de a la asociación de antiguos alumnos del centro; las denominaciones de origen de Córdoba; las organizaciones profesionales agrarias; los parques naturales de la provincia; entidades financieras; colegios profesionales, e instituciones como el Instituto de Agricultura Sostenible, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios