Durán pide a las mesas comarcales sus propuestas para la Ejecutiva

  • La ponencia que se debatirá en el Congreso del sábado ha recibido 400 enmiendas

A tres días de la celebración del XII Congreso Provincial del PSOE, el cuaderno en el que el único candidato a la secretaría general, Juan Pablo Durán, realiza el esbozo de lo que será su dirección está lleno de borrones, algo normal teniendo en cuenta la tradición de los socialistas, que es cerrar sus ejecutivas en el transcurso de los congresos y, en ocasiones, a altas horas de la madrugada. El todavía responsable de Organización de la dirección saliente está a la espera de que las mesas comarcales, que son ocho, aporten los nombres que creen idóneos para integrar la nueva cúpula provincial, que tendrá en torno a 30 miembros, más los natos. La directriz es que pongan sobre la mesa unos tres o cuatro nombres que luego podrán encajar o no en función de los perfiles. No obstante, y en aras al consenso que rodea esta cita, la idea de Durán es contar con la mayor gente posible y que el reparto territorial sea escrupuloso.

La duda es quién ocupará la Organización que él deja. Una de las propuestas era que la número dos fuera Soledad Pérez, ahora responsable del Instituto Andaluz de la Mujer, si bien su inclusión en la Ejecutiva Regional salida del Congreso andaluz del pasado fin de semana invalida esta opción, algo que no todos veían con buenos ojos teniendo en cuenta que su obligada disponibilidad le hubiera hecho complicado mantener su tarea en el gobierno autonómico. Sea como sea, se baraja que sea una mujer. "Ahora toca", apuntan algunos dirigentes socialistas. Quién ocupará la presidencia también es una incógnita, aunque son muchos los que ven probable que se mantenga Carmen del Campo.

Durán vaticinó ayer que el congreso, que lleva por nombre Comprometidos con el progreso, será "muy provechoso" y adelantó que abogará por "una mezcolanza de generaciones" porque "el objetivo no es renovar, sino escoger a las personas que tengan mejores perspectivas de trabajo".

El cónclave, al que acudirán más de 300 delegados y donde se debatirá un documento que ha recibido más de 400 enmiendas, tiene como objetivos "mantener y reforzar la cohesión del partido y acercarse a los problemas de los ciudadanos", según indicó el todavía secretario general del PSOE de Córdoba, José Antonio Ruiz Almenara. Destacó que la ponencia que se debatirá se divide en tres bloques, el primero denominado Modernidad, economía y desarrollo, que ha contado con 167 enmiendas, Ciudadanía, derechos y progreso, al que se han presentado 208 enmiendas, y Organismos y estatutos, que ha recibido 25 enmiendas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios