Desfile de volantes al compás del trote ecuestre

  • Las Caballerizas Reales acogen durante el fin de semana la feria Ecuestre & Flamenco Fashion, en la que participan 15 empresas del sector de la moda.

Combinar el mundo de la moda con el de los caballos es, sin duda, una idea original. Desde ayer, las Caballerizas Reales acogen la feria Ecuestre & Flamenco Fashion organizada por Córdoba Ecuestre y el clúster estratégico Fides en la que se dan cita hasta 15 empresas relacionadas con la moda flamenca. Los volantes, las peinas y las flores conviven así durante este fin de semana con los comederos de las cuadras de las Caballerizas, lo que da a los desfiles un aire muy distinto de lo que se suele ver en las pasarelas de moda comunes.

El encuentro, además, pretende mostrar los caminos por los que irán durante esta temporada los estilos flamencos a las puertas de celebraciones como el Camino del Rocío o la Feria de Mayo. Los diseñadores coinciden en que, por ahora, hay una mezcla de tendencias que permitirán ver sobre el albero todo tipo de diseños: desde el traje con corte sirena en el que los volantes comienzan a aparecer casi por debajo de la rodilla, hasta el canastero con un solo volante dividido en lo que se conoce como particiones. Eso sí, no es lo mismo llevar un traje en el Rocío que vestirlo para una feria, entendiéndose que en el primer caso debe ser más cómodo para andar todo el camino. Aun así, como en todo esto, sí que existen tendencias. Elena Rivera, que gestiona la empresa Mamá de mayor quiero ser flamenca cuenta que ya mismo comenzarán a llevarse los vestidos que estaban de moda en los años 60 y 70. Un traje voluminoso, sin manga y con el hombro al aire, volante babero y con estampados de flores grandes. En el caso de que el vestido sea liso, siempre se triunfará con el rojo o con un blanco con topos pequeños negros. En cuanto a los complementos para la cabeza, se verán muchos tocados formados por flores pequeñas, en detrimento de las grandes, y los canotier (sombrero de paja de copa pequeña y ala corta con algún decorado floral). Y, eso sí, el vestido corto y el dos piezas quedan totalmente desterrados.

Aun así, en la Ecuestre & Flamenco Fashion podrán verse diseños de toda clase como los de Pepa Serrano que presentará su colección Mi Córdoba. La diseñadora trae vestidos muy ligeros pero también muy voluminosos y una colección infantil que se inspira en los trajes de las madres para diseñar los de los pequeños. Algo diferente presenta Carmen Rojo con su línea Embrujo de Córdoba. Aquí predominan la mezcla de telas como la organza, el popelín, la gasa o el encaje y la diseñadora apunta también que se seguirán usando mucho los pendientes artesanales.

La colección Guadalquivir, de Francisco Tamaral, se basa como su propio nombre indica en el río. Los colores azul y verde predominan en sus diseños que, de nuevo, tienen mucho volumen. Palmas naturales con oro y plata para decorar el moño y de nuevo el canotier son la apuesta del diseñador para la cabeza de la flamenca. Por su parte, Tolé, diseñadora de La Carrucha se centra en el mayo cordobés para el diseño de sus trajes. Las clientas de La Carrucha piden cosas muy diferentes: desde vestidos tobilleros hasta la tradicional bata flamenca pasando por el corte sirena. La comodidad y la elasticidad están presentes en sus trajes que, tal y como explica la diseñadora, "al andar parecen claveles".

Variedad pero una línea de estilo común caracterizan a todas las marcas que durante este fin de semana llevarán sus modelos a las Caballerizas. La alcaldesa, Isabel Ambrosio, que acudió ayer a la inauguración de la pasarela apuntó que Córdoba se convertirá estos días en un "referente en materia de moda y complementos tanto ecuestres como flamencos". La alcaldesa destacó también que el evento se inaugure el primer día de abril, lo que supone que se abra un calendario de actividades que "supone el inicio de una combinación muy interesante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios