Denuncian el cierre de casi 200 camas en el Reina Sofía en Navidad

  • Satse asegura que la clausura de dos plantas completas durante 20 días genera un ahorro al SAS de 1,5 millones

Los enfermos se tienen que ir a casa por Navidad. Al menos, es lo que pone de manifiesto la denuncia que ayer realizó el sindicato de enfermería Satse, que alertó del cierre de casi 200 camas en el Hospital Universitario Reina Sofía durante la celebración de las fiestas navideñas.

Es más, desde el sindicato señalaron que el cierre de estas camas ha supuesto que las plantas segunda y cuarta del Hospital General estén clausuradas estos días. Detallaron que otra de las áreas afectadas por esta decisión navideña del Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha provocado el "cierre de la Unidad de Salud Mental para liberar al personal de Enfermería". La organización sindical cifró en algo más de 1,5 millones de euros el dinero que el SAS se ahorrará durante estos días -sobre un cálculo de 20- gracias a esta decisión, que ocurre siempre que llegan las fechas vacacionales. Lo que quieren es ahorrar dinero y no generar gastos", apuntaron. Desde esta organización sindical, que preside Manuel Cascos, alertaron también de los efectos negativos que conlleva el cierre de las camas, como el freno en la programación de operaciones, entre otros. No obstante, mostraron su confianza en que esta situación se elimine una vez que concluyan las fiestas navideñas y, a partir del próximo 7 de enero, la normalidad regrese a los hospitales.

Fuentes sanitarias consultadas por este periódico reconocieron que algunas plantas del Hospital General no están operativas durante estos días y que lo que se hace es reagrupar a los enfermos. Indicaron también que muchos de los pacientes que no están graves se mandan a casa durante las fiestas navideñas para evitar pasar esta temporada en el hospital.

Tal y como avanzó El Día en noviembre, ni la propia Junta puede negar ya la pérdida de camas hospitalarias en Córdoba tan denunciada por los sindicatos sanitarios año tras año. Además, la escasez de camas hace que el índice de ocupación hospitalario ronde siempre cerca del cien por cien, cuando la Organización Mundial de la Salud recomienda no superar el 80%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios