Cuidado, mascota a bordo

  • La Real Sociedad Canina ofrece una guía de consejos para viajar en tren, coche, avión o barco con un perro

Son muchas las personas y familias con perro que no quieren separarse de su compañero más fiel durante estas fechas y quieren compartir con ellos sus días de vacaciones en la playa, la montaña o visitando otro país. Para que el traslado no suponga un impedimento, desde Real Sociedad Canina de España informan de todo lo que se necesita saber para viajar con su perro y así sólo tenga que preocuparse de buscar destino.

Antes de emprender el viaje, recuerde que deberá tener al día la cartilla de vacunaciones y el pasaporte para animales de compañía si viaja fuera de España. Si no lo tiene, lo puede gestionar con su veterinario.

El viaje en coche es la forma preferida por los que tienen perro, ya que permite una mayor libertad y comodidad a la hora de hacer paradas, pero hay una serie de recomendaciones de seguridad que ofrece la Dirección General de Tráfico a tener en cuenta, dependiendo del tamaño de su perro. Si es pequeño, la mejor forma de llevarlo es en su transportín en el suelo del vehículo. Si se trata de una raza de perro grande, lo mejor es colocar el transportín en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. En este caso, para mayor seguridad, combinar este sistema con la rejilla divisoria.

En cualquier caso, recuerde utilizar siempre un sistema de sujeción adecuado y nunca llevar al perro en brazos ni dejarlo en el interior del vehículo con altas temperaturas.

Si el medio de transporte con el que tiene pensado llegar a su destino es el tren, debe tener en cuenta algunos requisitos. En Renfe están permitidos pero limitándose a un peso máximo de 10 kilos y a un perro por persona. En trenes AVE de larga y media distancia es necesario sacar un billete específico para ellos, con un coste del 25% de la tarifa ordinaria a menos que viaje en Clase Club o Preferente. Tenga en cuenta también que tendrá que ir en un bolso o contenedor adaptado y sujeto a unas medidas máximas.

Si se decide por el avión para emprender sus vacaciones, la mayoría de las compañías españolas permiten que puedan viajar en cabina pero siempre que tengan un tamaño pequeño y vayan en un transportín. El coste depende de cada compañía y de si se trata de un trayecto nacional, europeo o internacional.

Asegúrese siempre de que el perro tenga todos los documentos en regla. La mayoría de las compañías aéreas exigen la presentación del pasaporte internacional antes del embarque. Si su destino es un país extranjero, infórmese en la web de la embajada del país al que viajará sobre su política de entrada de mascotas.

Por último, si prefiere llegar a su destino vacacional por mar, puede viajar en barco con su perro aunque no podrá llevarlo consigo durante el trayecto. Las principales navieras españolas permiten su transporte en espacios habilitados y algunas ofrecen jaulas acondicionadas y transportines. Una vez en el barco, se recomienda que se dirija a su personal para que le indique el lugar donde dejarlo y en qué momento puede ir a visitarlo o darle de comer y beber.

Si navega en embarcaciones de recreo con su perro, recuerde que es importante ponerle un chaleco salvavidas, instale una red de borda y no lo pierda nunca de vista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios