Córdoba es la segunda provincia donde más sube el IPC, con un 1,5%

  • El calzado y el vestido es el sector que experimentó el mayor incremento el pasado mes, con casi un 12%

Cada vez es más difícil llegar a fin de mes y, sobre todo en Córdoba, que es la segunda provincia de Andalucía en la que más subieron los precios durante el pasado mes de abril. El Índice de Precios de Consumo (IPC) se elevó el mes pasado un 1,5 por ciento, con lo que la tasa anual se situó en el 1,8%, y la interanual en el 4,2, según los datos aportados ayer por Instituto Nacional de Estadística.

El IPC subió un 1,2% en Andalucía el pasado mes de abril, con lo que la inflación en lo que va de año se situó en el 1,7% y la interanual en el 4,3%, dos décimas menos que el mes anterior.

No obstante, la tasa interanual en Córdoba ha bajado cuatro décimas con respecto al mes de marzo y se queda en el mismo porcentaje que la media nacional y a tan sólo una décima por debajo del promedio andaluz. Además, es la tasa interanual más baja que se registra en Córdoba desde que comenzó 2008, uno de los datos mejor valorados por la Cámara de Comercio de Córdoba.

Por grupos de productos y servicios, el apartado en el que más se encarecieron los precios fue en el de vestido y calzado, con un incremento del 11,9% de alza, muy por encima del sector de la vivienda, que en abril registró una subida del 1,4%.

La inflación interanual fue más alta en el sector de la vivienda -6,8%- y en el transporte -6,5%-, seguidas del grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas con una tasa interanual de 5,9%. Por el contrario, el único grupo que ha registrado un descenso en sus precios durante el pasado mes de abril, en concreto, un 2,3%, ha sido el correspondiente a ocio y cultura.

Ante estos resultados, Comisiones Obreras (CCOO) aseguró que el aumento de los precios ya está empezando a repercutir de manera "negativa" sobre el poder adquisitivo de las familias. El secretario de Acción Sindical de CCOO, Alfonso Nieto, consideró necesaria la búsqueda de "formas de contención de los precios en la provincia, que sigue siendo una de las que tienen la renta per cápita más baja, lo que significa que la subida de precios afecta mucho más a los bolsillos de la ciudadanía". Por ello, reclamó que al tiempo que se están negociando convenios colectivos "es necesario tener en cuenta los desfases del IPC con las cláusulas de garantía salarial para que los trabajadores no pierdan poder económico", indicó. Nieto hizo hincapié en el hecho de que el mayor incremento se haya registrado en el vestido y el calzado, lo que "eclipsa una subida más moderada en otros sectores como la alimentación o el transporte", donde apenas han subido medio punto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios