laboral | radiografía del asalariado cordobés

Córdoba es la quinta provincia de España con los salarios más bajos

  • Aunque las nóminas han crecido un 1,9% en el último año, aún son un 5,2% más bajas que en 2009

  • Ni la crisis ni la recuperación han tenido el mismo efecto en todas las comunidades

El sueldo medio anual de los cordobeses durante el año pasado fue de 13.683 euros. El sueldo medio anual de los cordobeses durante el año pasado fue de 13.683 euros.

El sueldo medio anual de los cordobeses durante el año pasado fue de 13.683 euros. / jordi vidal

¿Hay recuperación? Las cifras del paro dicen que sí, la afiliación a la Seguridad Social lo confirma y los salarios también acusan una mejora económica que aleja a Córdoba de los peores años de la crisis. Los trabajadores cordobeses registraron un sueldo medio en 2016 de 13.683 euros anuales, lo que supone un incremento del 1,94% respecto a las percepciones del año anterior, que se quedaron en 13.423 euros. La estadística del Mercado de Trabajo y Pensiones que elabora cada año la Agencia Tributaria a partir de las declaraciones de la renta de los contribuyentes indica que 2016 ha sido el segundo año consecutivo de crecimiento salarial, después de que en 2015 las retribuciones crecieran un 2,5% y rompieran una mala racha de cinco años.

Así que sí, hay un notable cambio de tendencia. Entre 2009 (14.439 euros anuales) y 2014 (13.096 euros al año) -el primer ejercicio marca el máximo histórico en la serie de salarios, y el segundo registra los peores datos desde que comenzó la crisis-, los cordobeses perdieron 1.343 euros anuales de salario, y sólo a partir de 2015 la situación ha comenzado a mejorar. Y, sin embargo, los sueldos todavía están muy lejos del nivel previo a que la crisis se desatara con toda su fuerza. Todavía hoy, cuando se lleva hablando de recuperación desde hace al menos dos años, las percepciones anuales de los cordobeses siguen siendo un 5,24% más bajas que las del año 2009. Y, lo que es peor, los cordobeses se sitúan a la cola de España en cuanto a salarios; concretamente, en el puesto número cinco de esta triste lista.

La estadística de la Agencia Tributaria demuestra aquello de una recuperación a dos velocidades. Lo de ciudad rica, ciudad pobre no es un decir. La irrupción de la crisis afectó por desigual según el territorio, y sus efectos a largo plazo no son los mismos en provincias que pueden presumir de industria y un impulso empresarial mucho mayor a provincias que, como Córdoba, están sustentando su salida de la recesión en el turismo y el sector servicios, y ya en menor medida de la agricultura (siempre muy ligada a la temporalidad).

En la provincia, el salario medio anual es 11.203 euros inferior al de la Comunidad de Madrid, donde los asalariados ingresaron en 2016 una media de 24.886 euros anuales. El abismo entre una economía y otra es brutal: los cordobeses cobran un 45,02%, casi la mitad, menos que los madrileños. Y lo peor es que la recuperación, en lugar de disipar esas fronteras salariales, ha levantado un muro todavía más alto.

En 2009, según la serie estadística de la Agencia Tributaria, la diferencia entre el salario medio anual de los cordobeses y el de los madrileños era de 10.144 euros, lo que marcaba una brecha del 70,25%. La clave está en el hecho de que en Madrid, dada su estructura económica y sectorial, los salarios no han sufrido tanto como lo han hecho en Córdoba.

Podría pensarse que comparar la situación con la capital española no es justo para Córdoba, pero el caso es que ese abismo salarial no sólo se puede establecer con Madrid. La provincia está todavía muy por debajo en materia salarial de la media nacional, que se situó en 2016 en 18.835 euros. La diferencia entre los salarios cordobeses y los de los españoles es del 28,3%, una cifra que también ha crecido de forma considerable en los últimos seis años, ya que en 2009 los cordobeses cobraban un 24,34% menos que el resto de sus compatriotas.

Como ya se ha dicho, Córdoba es una de las diez provincias españolas con las retribuciones salariales más bajas. Según la información de la Agencia Tributaria, solo hay cuatro provincias con sueldos inferiores a los de Córdoba, y la mayoría de ellas son andaluzas. El ranking de los salarios medios anuales más bajos está encabezado por Jaén (12.462 euros al año) y Huelva (12.749), seguidas de Badajoz (13.550) y Almería (13.661), en quinto lugar ya estaría Córdoba (13.683), después Cáceres (14.226) y Cuenca (14.886), Granada se sitúa en octava posición, con sus 15.008 euros de salario medio anual, y la siguen, completando el topten, Ciudad Real (15.380) y Alicante (15.597).

El resto de las provincias andaluzas también se sitúan por debajo de la media nacional -aunque por encima de Córdoba-. Málaga registra un salario medio anual de 15.651 euros; en Cádiz alcanzan los 15.803 euros y Sevilla se sitúa muy cerca de la media nacional, con 16.100 euros.

En el otro extremo de esta tabla, ocupada por las provincias con salarios medios anuales más elevados, se sitúan, además de Madrid, Barcelona (22.352 euros), Ceuta (21.810), Melilla (20.994), Asturias (19.765), Valladolid (19.747), Zaragoza (19.729), Burgos (19.726), Guadalajara (19.683) y A Coruña (19.360). Todas, a excepción de las ciudades autónomas, situadas en la mitad Norte española, donde ni la crisis ni la recuperación se están produciendo al mismo ritmo.

En cuanto a los datos por edad, el grupo compuesto por los menores de 18 años es el que percibió durante 2016 los salarios más bajos. En este caso, el sueldo de este tramo de edad se quedó en 1.663 euros, mientras que el del grupo más numeroso, el de 56 a 65 años, ascendió hasta los 17.750 euros. Es decir, que la brecha entre aquellos que más cobran y los que menos teniendo en cuenta su edad es de más de un 90%, en cifras totales, más de 16.000 euros. El grupo de asalariados más numeroso es el formado por aquellos que tienen entre 36 y 45 años, que tienen un sueldo medio de 15.147 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios