Virenes Santo

Córdoba se prepara para una tarde intensa tras una larga noche con La Buena Muerte

  • La larga madrugada con la hermandad de San Hipólito y el Vía Crucis de la Caridad anticipan una jornada repleta de atractivos y de nuevo con buena previsión climatológica

La Buena Muerte, anoche por la calles del Centro La Buena Muerte, anoche por la calles del Centro

La Buena Muerte, anoche por la calles del Centro / Rafael A. Butelo

La Semana Santa, tras la larga madrugada con La Buena Muerte en la calle, va agotando sus últimos capítulos. Después de un Jueves Santo intenso, que la hermandad de San Hipólito coronó con una salida puntual que llenó de gente los alrededores de la Colegiata y del Bulevar, el Vía Crucis del Cristo de la Caridad, a hombros de los legionarios, ha marcado una mañana más fresca que las anteriores y con poca gente en la calle. La tarde, como es lógico, será otra cosa, pues por Córdoba harán estación de penitencia cinco cofradías de gran historia y tradición. Jornada solemne por su trasfondo litúrgico en las que reina el luto y el dolor por la muerte de Jesucristo.

Nuestra Señora Reina de los Mártires, en la madrugada Nuestra Señora Reina de los Mártires, en la madrugada

Nuestra Señora Reina de los Mártires, en la madrugada / Rafael A. Butelo

Para este Viernes Santo, que comenzará algo más tarde que los días precedentes, la Señora de Córdoba, la Virgen de los Dolores, es siempre una buena recomendación, más en un año en el que dejará imágenes inéditas como su paso por la plaza del Potro. También, por supuesto, resulta de enorme interés otra hermandad céntrica e histórica, la Expiración, que saldrá de San Pablo  poco antes de las seis y media de la tarde y que recupera su viejo itinerario por la calle Espartería. Sobre la misma hora, apenas diez minutos más tarde, de la Iglesia de Santiago Apóstol saldrá la Virgen de la Soledad, que estrena nueva saya de terciopelo negro.

Cristo de la Caridad durante su Vía Crucis de esta mañana Cristo de la Caridad durante su Vía Crucis de esta mañana

Cristo de la Caridad durante su Vía Crucis de esta mañana / Barrionuevo

La jornada la completarán más tarde las cofradías del Descendimiento y del Santo Sepulcro. La primera, con su Cristo del gran Amadeo Ruiz Olmos y su Dolorosa bajo palio, saldrá de la plaza de Santa Teresa, de la parroquia de San José pasadas las 19:30.  El impresionante paso del Santo Sepulcro, tan simbólico del Viernes Santo, es otro de los puntos de interés de esta jornada de luto. En su estación de penitencia volverá a la Compañía por Deanes, uno de los momentos más especiales para contemplarlo con su música de capilla en el Cristo y con el coro cantabile tras la imagen de Nuestra Señora del Desconsuelo y la Soledad, a la que acompañan San Juan y María Magdalena, cuya mantolín luce este año restaurado.

La jornada cofrade se alargará hasta bien entrada la madrugada, pues Los Dolores regresa a Capuchinos, a San Jacinto, pasadas las dos al igual que el Descendimiento a San José. Una vez cerradas estas dos cofradías, sólo quedará ya esperar al Domingo de Resurrección para disfrutar en Santa Marina de la Resurrección. Luego llegará la hora de hacer balance de una Semana Santa con muchas novedades y que deja instantes de gran belleza y también algunas polémicas que reaparecerán seguro en los próximos días. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios