Coleccionar música para la historia

  • Cientos de personas acuden a la vigésima edición de la Feria del Disco, que se celebró en el Córdoba Centerl los beatles Sin duda, los discos de vinilo del quinteno británico son los que más triunfa entre los coleccionistas de música.

Antonio Figuerola lleva más de 40 años coleccionando discos y reconoce que lo hace porque no tiene ninguna otra afición. En todo este tiempo ha conseguido reunir más de 15.000 discos, sobre todo de vinilo, que logra guardar "en el salón, en la azotea o, incluso, debajo de la cama", reconoció ayer durante la vigésima Feria del Disco, que se celebró en el hotel Córdoba Center. Figuerola comenzó su afición por el mundo del coleccionismo "de pequeño" y ahora atesora una gran colección de música "de todo tipo", apunta. No obstante, aseguró que entre sus discos de vinilo hay algunos de blues de los años 50 del pasado siglo "que en España son bastantes raros y conseguirlos es difícil". Figuerola participó en esta muestra como expositor, en el que se podía encontrar, sobre todo, discos de rock y de grupos como AC/DC.

Quien se encarga de esta feria desde hace ya dos décadas es Bartolomé Jaén, quien destacó que uno de los motivos por los que organiza la muestra es "porque la gente responde". En la de ayer, el público pudo elegir entre más de 100.000 discos, en su mayoría de vinilo, y también álbumes de cromos, tebeos, entradas de conciertos y carteles de películas tan antiguas como Búsqueme a esa chica, de Marisol y fechada en 1964.

Jaén comenzó a a coleccionar discos a mitad de los 60 y, según explicó, todo comenzó cuando escuchó en la radio la canción La Yenka. En el aquel momento comenzó a guardar y adquirir discos, una afición que la ha llevado a tener en propiedad más de 20.000 discos y "toda la edición española de los discos de los Beatles", aseguró. La feria, continuó, "se queda pequeña en este espacio". Buena prueba de ello es que para entrar ayer a última hora de la mañana había que esperar al menos cinco minutos, debido a la afluencia de público.

Sebastián Carmona fue otro de los coleccionistas que acudió a la muestra, en su caso, para ofertar programas de cine, álbumes de cromos, carteles de películas y entradas de conciertos. A sus 58 años, reconoce que gracias a su amor por los cómics "en clase, cuando era pequeño, ya sabía quién era el rey Arturo por El Capitán Trueno". Entre sus colecciones más preciadas se encuentra la de un álbum de cromos de los Beatles, de la que "en España sólo hay otra igual, que se sepa, en Valencia". Pero claro, Carmona prefiere dejar ese tesoro en casa y ni siquiera mostrarlo a posibles compradores, ya que su precio "no se puede calcular".

Otmar es un alemán que reside en Estepona (Málaga) y que cada año viene a Córdoba a la feria para vender sus discos. "Tengo muchos clientes permanentes", apuntó y reconoció que se inició en el mundo del coleccionismo "hace unos 40 años". Sólo en vinilos, señaló, "tengo unos 5.000 y de CD entre 2.000 y 3.000". Los Beatles, cómo no, ocupan gran parte de su colección.

Desde vinilos de los Rollings Stones, Elvis, hasta los Beatles, desde los primeros discos de Fosforito hasta los de José Antonio Labordeta, recientemente fallecido. La vigésima edición de la Feria del Disco logró reunir un material que las cientos de personas que acudieron a ella buscaban desde hace tiempo. De media, el precio de los discos osciló entre los cinco y seis euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios