Córdoba

Ciencias de la Educación habilita un baño sin hacer distinción entre sexos

  • El proyecto 'Espacio De-Liberado' surge tras un grupo de trabajo entre alumnos, profesorado y personal de administración

Alumnos de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCO. Alumnos de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCO.

Alumnos de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCO. / juan ayala

La Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Córdoba (UCO) pone en marcha hoy el proyecto Espacio De-Liberado. Se trata de una iniciativa, según la información facilitada ayer por la institución académica, que incluye "una serie de "acciones cuyo objetivo es la toma de conciencia de cómo el empleo del espacio condiciona a determinados roles y modos de estar en el escenario público, muchos de las cuales nos separan y distancian".

La primera de estas acciones, que se va a llevar a cabo en la Facultad de Ciencias de la Educación en colaboración con la Unidad de Educación Inclusiva de la UCO y la Concejalía de Cultura y Patrimonio Histórico, consiste en la transformación de unos baños de la facultad para uso generalizado sin distinguir entre sexo u otra condición. "Esta propuesta y resistencia al uso tradicional de los baños divididos en función del sexo (hombre/mujer) servirá para la reflexión sobre la pluralidad, así como para visibilizar otras identidades que tradicionalmente han estado silenciadas, ocultas o castigadas", aseguraron desde la UCO. Desde la institución explicaron también que esta iniciativa "no consiste en una mera reforma de albañilería o una operación estética, pretende ser un símbolo del compromiso de la Universidad con el respeto a la diversidad sexual y a la diversidad de condiciones de las personas que puedan querer hacer uso de un baño público (padres con hijas pequeñas, madres con hijos pequeños, personas con discapacidad, personas mayores o impedidas atendidas por cuidadores del sexo contrario, personas transexuales...)". Añadieron que "el medio de expresión elegido para reconvertir y transformar este espacio y ser a la vez fuente de información y concienciación han sido el arte y la naturaleza".

La acción, continuaron, "surge a raíz de las vivencias, inquietudes e investigaciones de un grupo de docentes de la facultad, quienes consideraron que, al igual que sucede en otras universidades, el centro necesitaba la liberación de un baño que estuviera a disposición de todas las personas que quisieran hacer uso de él sin necesidad de elegir entre uno u otro baño".

Para poner en marcha este plan se creó un grupo de trabajo formado por representantes de los tres vértices de la universidad: profesorado, alumnado y personal de administración y servicios, que han trabajado con el artista Miguel Ángel Moreno Carretero en el análisis de la situación actual y creando una serie de propuestas para el nuevo uso del espacio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios