Cajasur dice que llevar liquidez a las familias es una cuestión "moral"

  • La caja, que asegura que superará los 19.300 millones de volumen de negocio, afirma que tiene el compromiso de la financiación tras recibir ayudas públicas

Cajasur apeló ayer a la ética para que vuelva a funcionar el mercado del crédito, que tiene estrangulado el normal funcionamiento de pequeñas y medianas empresas y la vida diaria de las familias. El presidente de la entidad financiera, Santiago Gómez Sierra, aseguró ayer en la asamblea de la caja de ahorros que la inyección de liquidez realizada por el Gobierno al sistema bancario "conlleva el compromiso moral de que estos fondos públicos se trasladen a los ciudadanos y empresas que precisen de financiación". La entidad participó en la segunda subasta organizada por el Tesoro para adquirir cédulas hipotecarias y bonos sobre activos, en la que obtuvo 125 millones de euros. En este contexto, Gómez Sierra manifestó que la entidad mantendrá "su decidido apoyo a las familias y a las pequeñas y medianas empresas a través de la concesión de créditos en línea con nuestro compromiso ético con la sociedad en la que vivimos".

Los rectores de la entidad insistieron ante la asamblea en que Cajasur gestiona el periodo de incertidumbre económica desde una posición de fortaleza que le permite "afrontar con tranquilidad la situación económica actual y seguir contribuyendo al desarrollo y prosperidad de nuestra sociedad". En un primer avance de resultados anuales, la caja aseguró que sumará 1.000 millones de euros a su volumen de negocio hasta superar los 19.300 millones. La entidad tiene hasta el próximo 31 de marzo para cerrar los resultados económicos del ejercicio de 2009.

Gómez Sierra y el director general, Carlos Senent, avanzaron las líneas estratégicas que seguirá la entidad. El presidente de Cajasur aseguró que se van a fortalecer los proyectos ligados a energías renovables, la inversión socialmente responsable y la inclusión financiera de forma que la entidad contribuya a reducir la tasa de desempleo. Senent, por su parte, manifestó que la caja fortalecerá la banca de proximidad mediante un impulso al rol del director de oficina y a la gestión personalizada.

El director general de Cajasur apostó por la simplificación de procesos y el desarrollo de sistemas "aún más precisos" junto a la implantación de programas de calidad. Además, aseguró que la caja se va a centrar en el control de costes y riesgos, al hilo de los consejos emitidos para el sector por el Banco de España. Senent apostó por realizar una nueva segmentación del negocio cuyas vertientes comercial, financiera e industrial se propone diversificar el responsable ejecutivo de la entidad durante el próximo ejercicio de 2009.

En el capítulo de magnitudes económicas, los directivos de Cajasur garantizaron la liquidez de la entidad, que supera en un 26% los ratios legales de superávit en el marco de la solvencia. El director general manifiestó que la entidad es una de las cajas de ahorros españolas que menos dependencia tiene de los mercados mayoristas del crédito, lo que afianza la posición de liquidez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios