Aucorsa aprueba un crédito de 850.000 euros para paliar su déficit

  • Las últimas reformas de las líneas y el descenso en el número de viajeros han motivado que la empresa no tuviera este año los ingresos presupuestados

Un consejo de administración extraordinario de la empresa municipal de autobuses, Aucorsa, aprobó en la tarde de ayer una operación de crédito que permitirá sanear las arcas de esta sociedad, cuyo déficit a final de año puede llegar a los 1,2 millones de euros.

La presidenta de esta firma dependiente del Ayuntamiento, María Ángeles Luna, señaló que son varios los factores que han motivado esta operación de crédito. Entre ellos está la reforma y la contrarreforma de las líneas, aplicadas ambas en un plazo de un año, así como la pérdida progresiva de viajeros. Estas circunstancias han hecho que los ingresos previstos por Aucorsa para este año no se hayan cumplido respecto a las previsiones iniciales, lo que ha generado un descubierto que se cubrirá en gran parte con esta operación respaldada por la unanimidad de los consejeros de la empresa, lo que lleva a la presidenta a afirmar que éstos han realizado "un ejercicio de responsabilidad".

Luna señaló que la situación económica de Aucorsa es similar a la de la mayoría de empresas de transporte público de España. Este déficit que genera el servicio debe, en su opinión, ser asumido por el Ayuntamiento, puesto que, a su juicio, "la empresa no puede tener un déficit estructural". Esta póliza de crédito, que se suscribirá con el BBVA, es una operación a tres meses que se abonará una vez entren en vigor los presupuestos municipales de 2008 y el Consistorio pueda realizar la transferencia anual a Aucorsa contemplada en el contrato-programa que rige la actividad económica de esta sociedad municipal.

Por otra parte, el concejal del PP Federico Cabello de Alba, miembro del consejo de administración de Aucorsa, comentó ayer que las agresiones denunciadas por los trabajadores de esta empresa "no son habituales". En su opinión, no es "adecuado" dar la "sensación de anormalidad en este servicio porque no es lo habitual", por lo que hizo un llamamiento "a la normalidad". Como medida disuasoria, el edil popular propuso la instalación de unas cámaras de seguridad que graban los 15 últimos minutos, "garantizando de esta forma que quede suficientemente grabado para actuar de forma administrativa o penal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios