Arrestado un menor fugado de Córdoba por matar a un indigente

  • El joven, de 17 años, llegó el miércoles a casa de sus padres, en Huelva capital, con la ropa manchada y confesó que había tenido un altercado con una persona

El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a un menor de 17 años fugado de un centro de internamiento de Córdoba como presunto autor del asesinato la pasada semana de Pedro Martínez Cardona, un indigente conocido por vender flores en el centro de la capital onubense. El individuo ya se encuentra en un centro de internamiento por orden del juez de Menores. El comisario jefe de Huelva, Miguel Rodríguez Durán, y el jefe de la Brigada de Policía Judicial, Vicente Barquero, informaron ayer de que también ha pasado a disposición judicial una segunda persona -P. G. R., de 58 años- como presunto cómplice o encubridor del menor y que el móvil del crimen podría haber sido un posible robo.

Los responsables policiales indicaron que el menor se encontraba fugado de un centro de menores de Córdoba, y que tanto él como el otro detenido eran asiduos del grupo de personas desarraigadas que se reúne habitualmente en esta zona de la capital onubense y que son conocidos por la venta de pequeños objetos por las calles del centro.

Al parecer, este joven había llegado la noche del miércoles a la casa de sus padres en la barriada de Las Colonias -tras fugarse desde Córdoba- con la ropa manchada y confesó a su padre haber tenido un altercado con una persona y haberla agredido. Después, ambos se trasladaron hasta el lugar en el que se encontraba el cuerpo, un descampado ubicado en la plaza de la Soledad de la capital onubense, y una vez allí pidieron a una pareja de jóvenes que se encontraban en la zona que llamaran a la Policía, algo que sucedió sobre las 00:20.

A la llegada de los agentes encontraron el cadáver del indigente, con un fuerte golpe en la cabeza, en un colchón en el perímetro de una prospección arqueológica que se realiza en la zona.

Pese a que en ese momento y posteriormente el joven no reconoció su participación en los hechos, el viernes lo confesó tras una segunda exploración y toma de testimonio realizada por los agentes a raíz de que la versión dada por éste y la de los testigos que se encontraban en la zona esa misma tarde antes de que ocurrieran los hechos fueran contradictorias.

Tras la confesión, fue detenido y puesto a disposición judicial y el juez ha decretado su ingreso en un centro de internamiento de Cádiz, mientras que se está a la espera de conocer el pronunciamiento judicial sobre la situación de la segunda persona presuntamente implicada en los hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios