Cómete Córdoba

Calidad y servicio como el mejor aval para el cliente

  • Cervecería Las Tablas. Dirección: Calle Joaquín Sama Naharro, número 1. Teléfono: 645 67 70 59

Juan de Dios Caballero, en el interior de su local. / O. BARRIONUEVO Juan de Dios Caballero, en el interior de su local. / O. BARRIONUEVO

Juan de Dios Caballero, en el interior de su local. / O. BARRIONUEVO

Una pregunta recurrente para todo aquel que se dedica a la hostelería es ¿qué quiere exactamente el cliente? Saber responder a esa cuestión encierra la diferencia entre el éxito y el fracaso en una aventura personal en este mundo tan difícil de la hostelería. En saber descifrar ese enigma acerca de la satisfacción del cliente andan todos los hosteleros y Juan de Dios Caballero, cordobés de Villanueva de Córdoba que dirige la Cervecería Las Tablas, no es una excepción a esa regla. Aquellos que acumulan años y años de experiencia en el sector coinciden en señalar que al cliente nunca se le puede tratar como un ente uniforme, pues los gustos son tan cambiantes y variables que es imposible contentar a todo el mundo. Pero está claro que hay unos parámetros mínimos y esos son la calidad en el producto que se ofrece y el servicio que se dispensa a cada cliente. Ahí es donde muchos negocios de hostelería pueden marcar la diferencia y Juan de Dios Caballero lo tiene claro.

Por eso, en la Cervecería Las Tablas "cada día hay clientela nueva, además de la gente conocida del barrio que nos visita a diario porque le gusta nuestra forma de trabajar y lo que ofrecemos, pero a diario viene gente que no conoces y es la mejor oportunidad de mostrarte al cliente, de que la gente te conozca y te valore por tu forma de trabajar y servir al cliente", considera. Así de claro lo tiene Caballero, a pesar de que su andadura en Las Tablas arrancó hace relativamente poco tiempo, el pasado 20 de enero. Juan de Dios encontró en el ofrecimiento de un traspaso la oportunidad para lanzar su idea de negocio personal, algo que a estas alturas no le coge de nuevas porque anteriormente ya ha podido comprobar de primera mano lo que supone trabajar por cuenta propia en varios negocios relacionados además con el sector de la hostelería.

Los desayunos son una de las especialidades de Las Tablas, con precios muy atractivos

En Las Tablas, Caballero arrancó una aventura personal, apoyado por familiares en un principio, aunque el peso del negocio recae sobre él y sobre su equipo de trabajo. Así, desde hace nueve meses, Las Tablas ofrece desde las siete de la mañana sabrosos desayunos que son, como subraya el propio Juan de Dios, uno de los fuertes de su día a día, una de las cosas que más valoran sus habituales. "Los clientes aprecian nuestros desayunos porque ofrecemos algo de calidad, por ejemplo nuestro jamón serrano en las tostadas, que es distinto al que se puede encontrar en otros sitios y eso el que lo prueba lo sabe y lo aprecia", afirma Caballero. Además, la calidad no está reñida con el precio, porque como él mismo asegura "desde 1,90 euros tenemos los desayunos más habituales y los especiales no son mucho más caros, porque los tenemos fijados en 2,30 euros, sólo 40 céntimos de diferencia". Los más golosos y amantes del dulce pueden encontrar además en Las Tablas una buena variedad de dulces artesanales para acompañar el café, tanto por la mañana como por la tarde, a la hora de la merienda.

Otra de las franjas horarias fuertes de Las Tablas, como no podía ser de otra manera por tratarse también de una cervecería, es la del mediodía, cuando Juan de Dios Caballero ofrece tapas y montaditos variados con la consumición a sus clientes. Además, los fines de semana en Las Tablas recobran pronto una atractiva costumbre que consiste en ofrecer un perol de arroz (los viernes), de migas (normalmente los domingos cuando el frío vuelva a ser la tónica habitual) o un guiso del día para acompañar la consumición (en sábados). Esa es la mejor manera de disfrutar del fin de semana en el cómodo local interior del que dispone la Cervecería Las Tablas, además de su terraza, situada en una zona muy tranquila y libre de los ruidos y molestias del tráfico intenso.

Mientras Juan de Dios Caballero sigue buscando, como el resto de hosteleros, la respuesta a la pregunta del millón sobre el gusto de los clientes, la calidad en sus productos y el servicio son su mejor aval. Una manera de seguir consolidando su negocio y agrandando una clientela que crece gracias a su buen hacer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios