Juicio de los ERE

Un trabajador de IDEA dice que una ayuda se pagó por error con fondos de Innovación

  • El testigo asegura que "finalmente" esta Consejería "no se hizo cargo" del pago

Comentarios 1

Un trabajador del departamento de Administración y Finanzas de IDEA Andrés Pérez Sánchez ha explicado hoy en su declaración en el juicio del "procedimiento específico" de los ERE que en una ocasión se pagaron por error unas ayudas de Empleo con fondos de la Consejería de Innovación, aunque ha precisado que esta "confusión" se solventó al final.

El testigo, que entre 1997 y 2006 trabajó en el departamento de Administración y Finanzas y en la actualidad sigue siendo empleado de la agencia, ha explicado no obstante que "no cree" que se hayan pagado con fondos propios de IDEA ninguna ayuda de los ERE, algo que no recuerda, salvo el caso mencionado en el que por error se destinaron fondos de Innovación al pago de las ayudas y, una vez detectada la confusión se solventó.

No obstante, tras un receso en la sesión y a preguntas de las defensas, el testigo ha defendido que "finalmente Innovación no se hizo cargo" de esa ayuda y por ello "no se pagan con fondos de Innovación".

El trabajador de la agencia ha explicado cómo era el trámite que seguían las ayudas tras la firma de los convenios particulares entre la dirección general de Trabajo y el IFA/IDEA, y así ha señalado que al departamento de Administración y Finanzas, que tenía como función el registro de la contabilidad de la agencia, llegaba una copia de esos convenios particulares. Ese convenio se registraba en la contabilidad "por la cuantía del convenio", es decir, el compromiso de pago o devengo; luego esperaban la llegada de la "orden de pago" por parte de la dirección general de Trabajo de la Consejería de Empleo, y posteriormente el director financiero ordenaba a su vez la materialización del pago.

Andrés Pérez ha dicho que no recuerda si había un calendario de pago de las ayudas, pero en la práctica la dinámica que se seguía consistía en que una vez que se recibía la orden de pago del director general de Trabajo se comprobaba que "el importe máximo era el compromiso de pago" y si la orden de pago superaba al compromiso acordado entiende que "se habría echado para atrás" y no se habrían abonado las ayudas.

El testigo ha insistido en que el supuesto desfase presupuestario o déficit generado por las transferencias de financiación de Empleo al IFA estaba reflejado en las cuentas anuales y así ha dicho que ese desfase era "un mayor importe de compromiso con la dotación que se fijaba en el presupuesto".

En cualquier caso, ha destacado que ese déficit desapareció en 2009 a través de la dotación presupuestaria, algo que se produjo en parte por el cambio del sistema de convenios particulares al dictado por Empleo de una resolución de pago, puesto que "pudo ayudar a hacer desaparecer el déficit".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios